Notas


Expertos aclaran la verdad en torno a 7 creencias sobre la higiene íntima femenina

Fanygo (CC) Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El cuidado de la higiene genital es un tema que cada vez toma mayor relevancia entre las mujeres chilenas. La incorporación de nuevos productos al mercado como jabones y desodorantes íntimos, han potenciado esta tendencia. Sin embargo, también es común escuchar voces de alerta sobre este tema, quienes recomiendan evitar su uso porque podría traer problemas a la salud.

Pero, ¿quién tiene razón respecto a este tema? Para dar respuesta a esta interrogante BioBioChile realizó una revisión de la literatura médica expuesta en los Foros Latinoamericanos sobre Higiene Íntima desarrollados desde 2006 a la fecha.

1. Protectores diarios: Se trata de micro toallas higiénicas -de menor tamaño y textura- que ayudan a las mujeres a sentirse más cómodas cuando aumenta el flujo vaginal en ciertas etapas del ciclo femenino, especialmente durante la ovulación. Los protectores diarios modernos ofrecidos en el mercado son de variados colores y aromas, atributos que causan duda en algunas mujeres a la hora de comprarlos.

Respecto a su uso, el Primer Foro Latinoamericano sobre Higiene Íntima realizado en 2007 concluyó que éstos no son muy recomendables porque al ser impermeables no dejan respirar la piel, lo que contribuye a desarrollar infecciones. En este sentido, para las pacientes que sufren de abundante flujo vaginal se les recomienda cambiar la ropa interior dos o tres veces al día para sentirse más cómodas.

2. Jabones de higiene íntima: Estos productos – en su versión líquida y en barra- son ofrecidos en el mercado como una herramienta para limpiar la zona genital de forma segura. Son muy populares en Europa desde 1950 y en una primera instancia fueron vendidos como productos dermatológicos. Entre sus ventajas se encuentra que mantienen el PH balanceado, poseen componentes naturales y una fórmula hipoalergénica.

En este sentido, la ginecóloga Aura cuevas Gavito, coordinadora de “Médicos de las Américas Unidas por la salud de la mujer” recomendó elegir un jabón que contenga un PH ácido (entre 4,5 y 5,6) y especializado para la limpieza del área que tengan como componentes naturales el ácido láctico y el lactoserum. Esto, porque ayuda a la zona genital a mantener su defensa natural contra las infecciones y además hidrata y reconstruye los tejidos.

¿Con qué frecuencia debo asearme esta área? Al respecto la Sociedad brasileña de Higiene Íntima recomendó que las mujeres deben lavarse una vez al día si viven en climas fríos y tres veces al día si viven en climas cálidos. Sin embargo, la frecuencia dependerá de la actividad física que realiza cada persona y el tipo de piel. El aseo no debe durar más de 3 minutos y sólo debe remitirse a la vulva.

3. Tampones: ¿Son dañinos los tampones para la salud?, ¿Son más recomendables las toallas higiénicas? Respecto a este tema no existe una respuesta rotunda, de acuerdo a las exposiciones del I y II Foro Latinoamericano de Higiene Íntima. Sin embargo, por regla general se sugiere su uso para actividades deportivas, al aire libre y no como parte de la rutina diaria.

Además, el recambio de este producto debe ser cada 4 a 6 horas. Pero, se debe recordar que depende del flujo menstrual de cada mujer y los consejos de su ginecólogo. Además los especialistas alertan que éste puede quedar “olvidado” al interior del organismo, por lo tanto, es mejor optar por las toallas higiénicas durante la noche.

4. Ropa interior ajustada: La oferta de ropa interior es muy variada y es común que las jóvenes opten por prendas muy ceñidas, como por ejemplo el colaless. Sin embargo, esta elección también puede traer problemas a la salud genital.

En este ámbito, el II Foro Latinoamericano de Higiene Íntima identificó a la ropa interior de algodón como la más segura para el organismo. Las pacientes deben preocuparse que esta tela esté presente particularmente en el entrepierna para que así no aumenta la humedad de la zona. Por esto mismo deben evitarse las telas sintéticas y el nylon.

Los especialistas participantes coincidieron en que la prenda debe cubrir toda el área vulvar para que no esté expuesta al contacto con la ropa exterior y se sugiere quitarla durante la noche para evitar la transpiración de ésta.

Los trajes de baños mojadas y húmedos también deben cambiarse constantemente.

5. Depilación de la zona genital: El VI Foro Latinoamericano de Higiene Íntima recomendó que no debe realizarse la depilación completa del área genital porque derriba la barrera natural contra infecciones y traumatismos. Y es que los vellos impiden que cuerpos extraños entren a la mucosa vaginal y ayudan también a controlar la temperatura de esta zona.

Esta opinión es compartida por Emily Gibson, directora médica de la Western Washington University de la ciudad de Bellingham. Gibson apuntó en un artículo publicado en 2012 que los peligros aumentan si se utiliza cera, porque esta técnica expone la piel a heridas abiertas o incluso a enfermedades de transmisión sexual como herpes.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados