temas del día

Notas


Evo Morales arriesga caudal electoral por erradicación de plantaciones ilegales de coca

Manuel Claure | AFKA | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un plan del gobierno boliviano de erradicación de plantaciones ilegales de coca, que se consideran destinadas al narcotráfico, genera un profundo conflicto entre campesinos cocaleros que constituyen una de las bases electorales del presidente Evo Morales, y que podrían cobrarle factura en las elecciones generales de 2014.

Una fuerza militar-policial destruye actualmente la coca ilegal de Miraflores, Copacabana y Piedra Blanca, en la región selvática de Apolo (noroeste), a pesar de la resistencia armada apoyada por narcotraficantes peruanos y colombianos, según el gobierno, que arrojó cuatro muertos a fines de octubre.

“Profundizar estas acciones de control, interdicción, supervisión de cocales o limitar la expansión de la frontera de la coca le va a traer muchos problemas al gobierno” del excocalero Evo Morales, dijo el analista Carlos Cordero, docente de la universidad de La Paz, consultado por teléfono por la AFP.

El ataque contra erradicadores de coca en Apolo “creo que le va hacer y le está haciendo un daño enorme a la candidatura del presidente Morales (..) de cara a las elecciones presidenciales de 2014″, opinó.

El académico presagió asimismo que “este conflicto es el anuncio de una espiral de conflictos que van a venir por el lado del narcotráfico y la corrupción que este genera”.

Las operaciones por la fuerza para la destrucción manual de la hoja recordó los violentos operativos de que eran objeto los cocaleros del Chapare –cuyo líder sigue siendo Evo Morales– en tiempos en que la agencia norteamericana antidroga DEA dominaba la política sobre narcotráfico en el país.

“No entiendo al gobierno, no es justo que nos haga esto, nos dice que somos (narcotraficantes) peruanos, colombianos. Es mentira”, expresó a la AFP María Cristina, de 28 años y con 4 hijos, en la comunidad de Copacabana, 30 km al norte de Apolo.

Cerca de ella, María Inés Piliú, protestaba: “Si van a erradicar la coca con qué vamos a alimentar a nuestros hijos. Tengo 5 hijos. Que se ponga la mano al pecho el presidente Evo, ¿para ésto lo hemos votado?

Criticado desde los organismos internacionales de cooperación porque todavía no hay datos de cuánta coca consume Bolivia, Morales se vio obligado a proclamar el jueves ante sus bases en el Chapare que el eslógan “kausachum coca (viva la coca) pertenece al pasado” y que ahora hay que plantar cítricos, banano o piña.

En Apolo, junto a quienes resisten la erradicación, hay una gran cantidad de poblaciones que se acogieron voluntariamente a la reducción de cocales con la fórmula de “un cato (extensión de 50×50 metros) por familia a cambio de compensaciones que comprenden créditos para otros emprendimientos, como la avicultura o la crianza porcina.

Bolivia tiene en la actualidad 25.300 hectáreas de cocales -según las Naciones Unidas-, de las que sólo 12.000 estarían destinadas a un uso legal en comercialización y consumo tradicional como mascado, infusiones y otros. El excedente se considera destinado al narcotráfico.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados