temas del día

Notas


“Gremlins”: 10 cosas que no sabías sobre la cinta de terror ícono del humor negro

Amblin Entertainment
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Aunque se la podría calificar como una película de terror, ciertamente “Gremlins” no es la historia de horror en el sentido tradicional. Desde su estreno en 1984, esta cinta sobre pequeñas y endemoniadas creaturas ansiosas por sembrar el caos se ha convertido en un referente del humor negro, con sus escenas que se deslizan rápidamente entre la Navidad y la ternura o el horror y la violencia.

Concebida por el entonces desconocido cineasta Chris Columbus, la originalidad de su argumento llamó la atención de Steven Spielberg, quien se convirtió en su productor ejecutivo. Su presupuesto tuvo que acotarse a magros 11 millones de dólares, que para la época aún podían considerarse un riesgo. Sin embargo la historia supo rendir frutos, recaudando a la fecha más de 150 millones de dólares en ganancias, sin contar el marketing.

No estuvo excenta de polémica. Muchos calificaron a “Gremlins” como una película grotesca, de mal gusto e incluso excesivamente violenta, al punto que la Asociación de Estudios de Cine Estadounidense (MPAA) decidió modificar su rating apenas 2 meses después de su estreno, para reflejar mejor qué audiencias pueden ver una película.

¿Cuánto conoces sobre estos ácidos monstruos? Aquí te presentamos 10 datos que probablemente no sabías.

1. Gremlins en tu avión

Cuando el cascarrabias Murray Futterman asegura que los Gremlins eran saboteadores producto de potencias extranjeras… en cierta forma tenía razón. Durante la 2º Guerra Mundial, surgió la leyenda -un poco en broma, un poco en serio- de que las fallas inexplicables que sufrían los aviones se debían a pequeñas creaturas infiltradas por el enemigo. Incluso existe una caricatura de Bugs Bunny de la época donde se le ve combatir a un “gremlin”.

Incluso el director de la cinta, Joe Dante, admitió que había tomado algunas ideas de un libro infantil publicado en 1943 sobre el tema, sin embargo también marcó una distancia. “Nuestros gremlins son un poco diferentes: son verdosos con grandes bocas, sonríen mucho y disfrutan hacerle a la gente cosas increíblemente desagradables”.

http://youtu.be/D1xqrdtJs8w

2. La idea nació de… los ratones

Según estableció el propio Chris Columbus en una entrevista de 2002 para el lanzamiento de la película en DVD, la idea para “Gremlins” le llegó una noche, mientras estaba en su viejo departamento, cuando escuchó a un grupo de ratas moverse sobre la estructura.

“Sonaba como si un pelotón de ratones hubieran salido de la nada. Escucharlos escurrirse por ahí en medio de la oscuridad era realmente aterrador”, narra el cineasta.

Columbus escribió la trama sólo para demostrar sus habilidades como guionista, sin ninguna intención de convertirla en película. Sin embargo cuando Spielberg la descubrió, insistió en que debía realizarse como película. “Era una de las cosas más originales que hubiera visto en años”, confidenció.

3. Gremlins Gore

Originalmente, la película era mucho, mucho más sanguinaria. De hecho, se eliminaron escenas donde los gremlins mataban a la madre de Billy para luego arrojar su cabeza por la escalera, donde se comían a su perro, y en que atacaban un McDonald’s, prefiriendo devorar a los clientes que a las hamburguesas.

Otro cambio que de seguro agradecieron los fanáticos, es que en un principio iba a ser el tierno Gizmo quien se convertiría en el jefe de los gremlins. Sin embargo Spielberg consideró que el público se encariñaría con Gizmo y optó por mantenerlo durante toda la película, creando así al pérfido “Rayita” en su reemplazo.

4. Esa osada Kate…

Cuando se realizó el casting, hubo preocupación al darle el papel protagónico de Kate Beringer a la actriz Phoebe Cates. El problema era que Cates había actuado en una serie de comedias juveniles consideradas osadas para la época, donde realizaba varias escenas de desnudos, incluyendo la de la cinta “Picardías Estudiantiles”, que la revista Rolling Stones calificó como la “más memorable escena de apertura de un bikini”.

(Por favor terminen de leer este artículo antes de ir a buscarla a YouTube).

Pese a ello Cates conservó el papel y Spielberg decidió quedarse con el entonces desconocido Zach Galligan como su co-protagonista, debido a que percibió que había química entre ellos.

Picardías Estudiantiles

Picardías Estudiantiles

5. Maldito Gizmo

Dado que en la época aún no se perfeccionaban los efectos digitales, tanto los mogwai como los gremlins debieron ser recreados mediante marionetas electrónicas. Sin embargo, las de los pequeños monstruitos peludos eran dispositivos especialmente frustrantes debido a que, al ser más pequeñas, se rompían con facilidad.

Como una broma para descargar tensiones, el equipo técnico pidió incluir una escena donde los gremlins le lanzan dardos a un Gizmo colgado en la muralla. ¿La recuerdan? Pues realmente estaba hecha con odio.

6. El sonido del humor y del terror

El fallecido compositor y conductor de orquesta Jerry Goldsmith fue el autor de la banda sonora de la película, la cual le valió un premio Saturno a la mejor música de 1984, galardón entregado por la Academia de películas de Ciencia Ficción, Fantasía y Horror.

Especialmente recordadas son el burlón “Gremlins Rag” que acompañaba las fechorías de las creaturas evolucionadas, al igual que la serena tonada característica de Gizmo, que era interpretada por una niña actriz.

Goldsmith no era la única estrella en poner su nombre en la banda sonora de la película. También contribuyeron con temas el estadounidense Michael Sembello y el músico británico Peter Gabriel.

7. ¿Viste a Goldsmith y a Spielberg?

Quizá no lo hayas notado, pero en la escena donde el padre, Randall Peltzer, llama a casa desde la convención de inventores… ¡tanto Goldsmith como el propio Spielberg hacen un breve cameo!

Si no los viste, revísala de nuevo:

http://youtu.be/KK12na-xz8o

8. A comerse al crítico

Una vez estrenada, uno de los críticos más negativos hacia la película fue el crítico de cine e historiador estadounidense, Leonard Maltin, quien la describió como un film “desagradable y grotesco”. Maltin la calificó con sólo 2 de 4 estrellas, explicando que pese a estar “rodada en un pueblo de ensueño con temas navideños”, la cinta acaba siendo “consumida por imágenes explícitas de violencia y caos”.

Curiosamente, el crítico demostró su sentido del humor al formar parte de la secuela de “Gremlins”, donde repite sus críticas en pantalla antes de ser atacado por las creaturas. Esta vez le dio 3 de 4 estrellas. Y fue generoso.

Leonard Maltin en Gremlins 2

Leonard Maltin en Gremlins 2

9. Nada de jugar con el microondas

Una escena particularmente polémica de la película es aquella donde la madre de Billy mete a uno de los gremlins al microondas, para luego activarlo y ver cómo estalla en una masa verde.

La idea salió de una leyenda urbana sobre gente que ponía mascotas en estos hornos para ver qué sucede. Algunos críticos como Roger Ebert, del Chicago Sun-Times, temieron que esto alentara a los niños a meter animales dentro de los microondas, lo que lamentablemente parece haber ocurrido en algunos casos.

10. Cúbrete los ojos, pequeño

“Gremlins” junto a “Indiana Jones y el templo de la perdición”, fueron las 2 cintas lanzadas en 1984 con categoría todo espectador (PG) que hicieron erizar los pelos de algunos padres debido a la crudeza de sus escenas.

El debate llegó a tal punto, que la Asociación de Estudios de Cine Estadounidense (MPAA) decidió corregir su sistema de calificación apenas 2 meses después para crear la categoría PG-13, para indicar aquellas cintas que no son lo suficientemente explícitas para merecer una categoría de adultos (R), pero que tampoco pueden ponerse junto a un largometraje de Disney.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados