Notas
Bachelet, la Ley Antiterrorista y las causas mapuche actualmente en tribunales
Publicado por: Luis García-Huidobro
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Michelle Bachelet ha hecho propia la interpelación hecha en julio al Estado de Chile por el Comisionado ONU Ben Emerson, de no aplicar la Ley Antiterrorista a las causas del movimiento mapuche. Se ha comentado suficientemente que Bachelet ya hizo y deshizo esta promesa durante su gobierno anterior, pero nos parece que hay otros elementos a tener en cuenta para juzgar sus palabras.

Bachelet declar√≥, como argumento para no invocar la Ley Antiterrorista, que ‚Äúlas leyes (comunes) son lo suficientemente fuertes‚ÄĚ y por lo tanto, esta ley especial no es necesaria. Para quienes hemos sido testigos de lo que ocurre en los tribunales de Collipulli, Angol, Temuco, Ca√Īete o Valdivia con las causas mapuche, las palabras de Bachelet tienen un significado muy preciso, que quiz√° ella misma desconoce.

Recordemos que la Ley Antiterrorista es una excepción a las garantías constitucionales, fundamentada en el derecho penal del enemigo. Pero por lo que hemos observado, habría que decir que un futuro gobierno que quiera seguir teniendo mapuche presos para no enfrentar la demanda territorial, de hecho hoy no necesita la Ley Antiterrorista, como no la ha necesitado el actual gobierno de derecha, salvo en una causa.

Desde la huelga de hambre del 2010 y el juicio en Ca√Īete que tiene encarcelados a Ram√≥n Llanquileo y H√©ctor Llaitul, el Estado de Chile cambi√≥ su estrategia, al ver que la invocaci√≥n de la Ley Antiterrorista atra√≠a los ojos de organismos internacionales. Al no invocarse la Ley Antiterrorista, pero utilizando los testigos secretos como herramienta para obtener largas prisiones preventivas y altas condenas sin pruebas, el Estado no ha hecho m√°s que camuflar las violaciones al debido proceso. Se trata de una mera artima√Īa pol√≠tico-judicial. La utilizaci√≥n de estos testigos en causas mapuche fue cuestionada por el Comisionado ONU, pero los tribunales han hecho caso omiso a estas recomendaciones, y el gobierno actual ha ninguneado p√ļblicamente al Comisionado.

Para ser m√°s precisos, habr√≠a que decir no que la ley com√ļn es suficientemente fuerte, sino que es suficientemente ambigua para seguir encarcelando mapuche sin pruebas, o que los fiscales especiales para causas mapuche cuentan con recursos que no cuenta ning√ļn otro fiscal, y que jueces de la zona en distintas ocasiones han olvidado la presunci√≥n de inocencia al dar cr√©dito a testimonios de los cuales no es posible indagar su credibilidad, y esto sin necesidad de invocar la Ley Antiterrorista.

Tal es el caso, por ejemplo, de Emilio Berkhoff en el Tribunal de Ca√Īete, encarcelado por 7 causas sin pruebas, s√≥lo por testimonios inveros√≠miles de testigos secretos. Numerosos relatos en Tir√ļa coinciden en que desde hace a√Īos polic√≠as ofrecen dinero en las comunidades mapuche a cambio de encarcelar a tal o cual persona.

Ejemplos paradigm√°ticos son tambi√©n las causas que lleva la Fiscal√≠a de Collipulli y que en los Tribunales de Collipulli y Angol obtienen largas prisiones preventivas y altas penas bajo el puro testimonio de polic√≠as coludidos con el fiscal o de testigos secretos (por ejemplo hoy el werk√©n Daniel Melinao est√° encarcelado sin pruebas un a√Īo despu√©s del hecho por el que se le acusa, siendo que pocas semanas antes de detenerlo el fiscal reconoc√≠a que no ten√≠a pruebas).

Ya van 4 ocasiones en pocos meses en que la Corte Suprema se ha visto obligada a anular sentencias y altas condenas en causas lideradas por el fiscal Luis Chamorro, en que el Tribunal de Angol había fallado con evidentes presiones del Poder Ejecutivo, después de largos plazos de prisión preventiva. Ya son demasiadas veces en que los testimonios de carabineros y de testigos sin rostro, o las conclusiones que saca el fiscal en Collipulli resultan contradictorios, ilógicos o francamente faltos a la verdad, y que esto es aceptado por jueces.

Para lograr altas penas, tambi√©n el Tribunal de Angol ha demostrado que no le es necesaria la Ley Antiterrorista. El √ļltimo caso con condena es el de Fernando Millacheo y Cristian Levinao, actualmente en huelga de hambre y apelando a la Corte Suprema. Ellos recibieron 15 y 10 a√Īos condenados por robo con intimidaci√≥n, lo que en cualquier otro tribunal ser√≠a para una pena mucho menor.

En este contexto, lo fundamental de las declaraciones de Bachelet no es su crítica a la Ley Antiterrorista, que no es hoy la herramienta principal de criminalización, como lo fue en su gobierno. Hoy el cuestionamiento es sobre los testigos secretos.

Lástima que el tema se quede en lo penal, y que una vez más Bachelet visite territorio mapuche y eluda referirse a la demanda territorial por la cual el Estado utiliza estrategias político-judiciales como la Ley Antiterrorista o cualquier otra, por la falta de voluntad política de abordar el tema de fondo. Bachelet no ha dado signo alguno de voluntad por dar una solución al conflicto territorial en su próximo gobierno. Se trata de un tema que simplemente no está en la agenda de estas elecciones.

Para una persona que aspira a liderar el pa√≠s por segunda vez, que ya se enfrent√≥ a esta demanda territorial a trav√©s de la criminalizaci√≥n y no hizo m√°s que radicalizar el conflicto, que luego pas√≥ por un organismo de la ONU que se dedica a promover los Derechos Humanos, se esperar√≠a que junto a estas declaraciones, planteara cu√°l va a ser su plan y su programa de restituci√≥n de los territorios ancestrales usurpados. ¬ŅCu√°ntas hect√°reas y a trav√©s de qu√© mecanismo espera restituir durante su gobierno? Sin responder esa pregunta, todo lo otro que plantee Bachelet sobre el tema mapuche es secundario.

Luis Garc√≠a-Huidobro sj. Religioso Jesuita. Colabor√≥ varios a√Īos en Pastoral Mapuche en Chile. Actualmente es parte de la Misi√≥n Mapuche Jesuita en Tir√ļa. Su cuenta en Twitter es @luisgarciahsj.

URL CORTA: http://rbb.cl/7faf
Tendencias Ahora