Notas


Un intenso y emotivo show mostró el grupo Alice in Chains

Juan González | Agencia Uno
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En un Movistar Arena repleto se presentó anoche la banda norteamericana Alice in Chains, quienes actuaron por más de una hora y media e interpretaron sus éxitos y parte de sus nuevos discos editados durante estos cuatro años.

Después de tocar hace un par de semanas en el festival Rock en Río realizado en Brasil y por varias ciudades de Sudamérica, por segunda vez Alice in Chains vino a mostrar lo mejor dentro de su discografía.

Iniciaron su concierto con “Them Bones” de album “Dirt” editado en 1992, lo que provocó que el público de la cancha se acercara rápidamente al escenario que, elegantemente decorado con 5 pantallas LED, sería aprovechado por los miembros de la banda durante todo el concierto.

Un sonido intenso, potente y de excelente fidelidad hacia retumbar el recinto colmado hasta la ubicación mas lejana de las galerías. Siguieron con el show tocando temas de sus últimas producciones “Black Gives Way to Blue” (2009) y “The Devil Put Dinosaurs Here” (2012) en que su vocalista William Duvall hacía resaltar su dúctil voz y su manejo con la guitarra que utilizó en varias de las canciones y que demostraban una interpretación de precisión y que nunca tuvo baches de ejecución ni problemas de sonido.

Después del grito de su frontman “¡viva Chile mierda!” llegó el turno de su single mas exitoso: “Man in The Box” del disco Facelift (1990) que era coreado por los asistentes y que fue interpretado de una manera soberbia en que su guitarrista Jerry Cantrell lucía sus dotes con sus impecables solos y los coros que caracteriza el sonido de la banda.

Fue el turno de “No Excuses” del EP “Jar of Flies” de 1994, que marcó uno de los mejores momentos del concierto ya que la mayoría del público saltó y coreó casi toda la interpretación.

A la mitad del recital interpretaron las canciones con las temáticas más intensas y oscuras del periodo de la banda que dejó como un legado imborrable su difunto vocalista original Layne Staley en que el tema “Nutshel” (Jar of Flies ) fue aprovechado para mostrar a través de las pantallas un juego de imágenes que adornaban la música sincronizadamente.

Después de un descanso que no duró mas de 5 minutos, vino el bloque mas emotivo y nostálgico de la reunión y que comenzó con “Down in The Hole” (Dirt) lo que hizo silenciar a recinto ante la solemne introducción de Cantrell en la guitarra y en sólida voz de Duvall.

Siguieron sin pausa con “Would?” (Dirt) en que la introducción del bajista Mike Inez acompañado por el baterista Sean Kinney, demostraban la calidad en el sonido e interpretativa de la banda. Ya pasada la hora y 35 minutos de show cerraron con “Rooster” (Dirt) que marcó el fin de un concierto de alto nivel en lo técnico y en las cualidades de sus músicos que rozaron la perfección.

Juan González | Agencia Uno

Juan González | Agencia Uno

Juan González | Agencia Uno

Juan González | Agencia Uno

Juan González | Agencia Uno

Juan González | Agencia Uno

Juan González | Agencia Uno

Juan González | Agencia Uno

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados