temas del día

Notas


4 analgésicos comunes altamente adictivos

DraconianRain (CC) Flickr
Publicado por
Envíanos tu corrección

¿Eres de las personas que cuando tienen tos o algún dolor muscular fuerte ingieren analgésicos sin que un médico se los haya suministrado? Entonces debes tener cuidado porque algunos de estos medicamentos “comunes” pueden generar dependencia si se toman por un tiempo prolongado.

Pese a que la mayoría de los fármacos “fuertes” están regulados por el Reglamento de Estupefacientes que exige la presentación de una receta retenida para adquirirlos, muchas personas se las ingenian para comprarlos sin acudir al médico, y careciendo de la información correcta de cómo usarlos.

Asimismo, algunos vendedores los suministran sin siquiera exigir una prescripción profesional a cambio.

BioBioChile conversó con Mauricio Huberman, Presidente del Colegio de Farmacéuticos de Chile, y con Andrés Escobar, químico farmacéutico egresado de la Universidad de Chile y Director Técnico de farmacia Cruz Verde (ubicada frente a Plaza Acevedo en Concepción), quienes identificaron los analgésicos que causan más dependencia.

1. Antitusivos y antitusígenos: Son medicamentos que tienen como compuesto principal la codeína y sirven para aliviar la tos.

¿Cuáles son sus nombres comerciales? Flemex JAT, Flemex JAT Forte, Tusigen, Elitos ET y Codelocosa, son algunos de los que se encuentran en el mercado en jarabe o comprimidos.

¿Cómo actúan? Al entrar al organismo la codeína actúa sobre el sistema nervioso central uniéndose a los receptores “Mu”, lo que provoca que se inhiba el reflejo de la tos y también “apagan” la sensación del dolor.

¿Por qué causan dependencia si son usados por tiempo prolongado? Porque la codeína que es el compuesto central de estos medicamentos es un derivado de la morfina (se les denomina “analgésicos opiáceos menores”).

En pocas semanas, el cuerpo humano desarrolla tolerancia a la droga, que requiere dosis más altas de codeína para bloquear completamente su receptores del dolor. Si se suspende abruptamente tras un uso prolongado provoca malestares físicos como calambres en el estómago, agitación, irritabilidad, sudoración, sofocos y frío, además de dolores musculares y óseos.

¿Cómo pueden adquirirse estos antitusivos? El químico farmaceútico Andrés Escobar explicó que el Reglamento 466 de “Farmacias, droguerías, almacenes farmaceúticos, botiquines y depósitos autorizados” exige receta retenida sólo para los antitusivos en comprimidos, y para los que se venden en jarabe piden “receta simple”.

Relató que comúnmente las personas adquieren el jarabe con el objetivo de usarlos en el alivio de la tos sin acudir al médico (consiguen recetas o apelan a que el farmacéutico se los venda sin exigirla) y desconociendo cómo usarlo. Lo recomendado es que se ingiera por un máximo de 5 días y no más de 15 miligramos diarios.

Además estos jarabes están compuestos por fosfato de codeína y clorhidrato de pseudoefedrina, cuyo último compuesto se ha sido eliminado del mercado norteamericano y de otros países latinoamericanos por los peligros que provoca en la salud de menores de edad.

En este sentido, el Presidente del Colegio de Farmacéuticos, Mauricio Huberman, explicó que también han identificado a jóvenes que lo usan sólo con el objetivo de sentir placer. Por lo tanto, hizo un llamado a intensificar la exigencia de receta médica al momento de venderlo, sobre todo en época de verano.

Cabe destacar que las farmacias reciben 4 muestras diarias de este analgésico porque es altamente demandado por la comunidad.

Tusigen | Laboratorio Bagó

Tusigen | Laboratorio Bagó

2. Tramadol: Es un analgésico utilizado para aliviar dolores fuertes crónicos y agudos, para aliviar las molestias de personas con cáncer, después de operaciones, o por la presencia de osteoartitris.

¿Cuáles son sus nombres comerciales? Timarol, Tramadol, Naxodol, Analgex y Doloten. Para adquirirlo se exige receta médica retenida, sin embargo, varias farmacias lo expenden sin exigir su presentación.

Su compuesto principal es el clorhidrato de tramadol el que actúa en el sistema nervioso central sobre los receptores Mu, pero con baja afinidad. Es también considerado un analgésico opiáceo menor, porque es un derivado de la morfina.

¿Por qué puede generar dependencia? Andrés Escobar explicó que la adicción a este medicamento se provoca por el mal uso que le dan las personas y algunos profesionales de la salud. Sólo debería ser ingerido ante dolores fuertes y justificables, pero no, por ejemplo, en caso de dolores menstruales o de muela. La principal razón es porque genera tolerancia y luego no serán efectivos en el organismo otros medicamentos para aliviar el dolor.

En general es considerado un analgésico seguro que no llevaría a la dependencia si es administrado por un tiempo corto y bajo dosis adecuadas. Sin embargo, estudios en Estados Unidos, Alemania y Suecia reportan casos de pacientes que se hicieron dependientes.

¿Qué otro problema hay con este analgésico? Las personas no prestan atención a las dosis que deben ingerir cuando el analgésico es suministrado en gotas, porque comúnmente las recetas médicas vienen con la cantidad especificada en “milígramo” (mg) que no es lo mismo que “mililitros” (ml).

Por ejemplo, si a un paciente se le recetan 50 mg del medicamento eso equivale a 16 gotas, pero si esto no se le explica es probable que la persona crea que 50 mg es lo mismo que 50 gotas.

Timarol | Laboratorio Chile

Timarol | Laboratorio Chile

3. Morfina: Constituye un analgésico opiáceo utilizado para aliviar dolor severo agudo en pacientes terminales, después de cirugías, o en casos de infarto agudo asociado al miocardio.

¿Cuáles son sus nombres comerciales? Morfina Braun®, Morfina clorhidrato®, MST Continus®, Oramorph®, Sevredol®, Zomorph, Dolq®. Para adquirirlas es obligatorio presentar una receta cheque oficial. Puede encontrarse como solución oral, ampollas y cápsulas o comprimidos.

¿Cómo actúa para aliviar el dolor? Bloquea los receptores del dolor en el sistema nervioso central y estimula la liberación de endorfinas. Éstas últimas son las que generan sensación de euforia y disminuyen el miedo y ansiedad.

¿Por qué las personas se vuelven dependientes de la morfina? Este analgésico provoca rápidamente dependencia física y psicológica, según el Ministerio de Salud después de 1 o 2 semanas de administrar dosis terapeútica. Por ello, las personas necesitan aumentar progresivamente la cantidad que ingieren.

Además, puede generar dependencia cruzada y tolerancia cuando los pacientes están tomando otros analgésicos opiáceos, e incluso si es suspendida bruscamente provoca síndrome de abstinencia con síntomas como bostezos, lagrimeo, rinorrea, sudoración, temblores, anorexia, inquietud, vómito, fiebre, hipernea, hipertensión arterial y diarrea, entre otros.

Es un analgésico común en el mercado negro, sin embargo, en Chile no es tan demandado en su presentación de ampolla porque “aún no existe la cultura en Chile de inyectar medicamento sólo para tener efectos alucinógenos o placebo”, explicó Andrés Vergara.

4. Oxicodona, Fentalino: Son medicamentos para aliviar dolores muy fuertes, que frecuentemente se asocian a cuidados paliativos para pacientes con cáncer o en otras circunstancias que los médicos lo indiquen.

Éstos son muy difíciles de encontrar en farmacias y sólo son vendidos con receta cheque oficial. Se pueden encontrar en presentaciones como: ampollas, comprimidos o jarabes.

Como constituyen medicamentos altamente adictivos, los pacientes son controlados estrictamente por los profesionales que los tratan. La dependencia se provoca por un mala prescripción médica.

¿Cuáles son sus nombres comerciales?: En el caso de la Oxicodona existe bajo los nombres de Oxycontin, Percocet y Roxicet (cambian las sustancias con que están asociadas). El Fentalino es conocido como Fentanest y Thalamonal.

Oxycontin Laboratorio Equipment

Oxycontin Laboratorio Equipment

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados