Notas
Votantes pagarán préstamos bancarios de candidatos presidenciales
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La candidata de la Alianza reconoci√≥ haber pedido un cr√©dito en una entidad bancaria para la campa√Īa presidencial, que corresponde a ‚Äúmenos de la d√©cima parte‚ÄĚ respecto a los m√°s de $2.500 millones pedidos por Michelle Bachelet a BancoEstado.

Evelyn Matthei critic√≥ duramente dicha operaci√≥n financiera obtenida sin aval realizado por la ex mandataria, asegurando que ella ya requiri√≥ el pr√©stamo bancario, pero √©ste a√ļn no le ha sido entregado.

Lo anterior viene a ratificar que la solicitud de cr√©ditos bancarios es una pr√°ctica habitual de los candidatos. Por ejemplo, Sebasti√°n Pi√Īera requiri√≥ m√°s de $4.500 millones en el Banco Santander para la campa√Īa presidencial de 2005.

Pero ¬Ņc√≥mo se financian las campa√Īas?

Seg√ļn establece la ley, el monto m√°ximo que pueden gastar los candidatos es de $9.000 millones durante un periodo que se inicia al momento de declarar la candidatura, que en esta oportunidad corresponde al 19 de agosto, hasta el d√≠a de la elecci√≥n, es decir, el 17 de noviembre.

El dinero para la propaganda pol√≠tica y otros gastos de campa√Īa puede ser obtenido a trav√©s de pr√©stamos bancarios, donaciones de terceros o aportes del propio candidato, de acuerdo a los datos del Servel.

Una vez finalizada la campa√Īa, todos los candidatos deben hacer un balance de gastos que debe ser aprobado por el Servel, mientras el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) determina los resultados finales. Una vez concluido este proceso, el Fisco debe desembolsar la devoluci√≥n de los dineros proporcionalmente a la cantidad de votos.

De esta forma, cada candidato recibe $686 por sufragio en primera vuelta, y $460 pesos en el caso de un balotaje, seg√ļn coment√≥ a Radio B√≠o B√≠o el presidente del Servel, Patricio Santamar√≠a.

En t√©rminos sencillos, ser√°n los propios votantes quienes “pagar√°n” los gastos de campa√Īa, pese a que si se analiza de forma m√°s detallada, finalmente ser√°n los contribuyentes quienes aportan de manera indirecta a la propaganda de los pol√≠ticos. Por lo tanto, al salir los recursos del Fisco, las gigantograf√≠as y propaganda callejera -entre otros “gastos de campa√Īa”- est√°n siendo pagados con el dinero de todos los chilenos.

URL CORTA: http://rbb.cl/5e2g
Tendencias Ahora