Notas
Aumenta cifra de j√≥venes entre 18 y 24 a√Īos que mantienen deudas impagas en Chile
Publicado por: Catalina Díaz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hoy se dio a conocer el Segundo Informe Trimestral de Deuda Personal que realiza la Universidad San Sebastián en conjunto con Equifax, el que aporta nuevas cifras con respecto a la evolución de las deudas impagas y a los denominados nuevos morosos.

Tras la entrada en vigencia de la Ley 20.575, el comportamiento de los deudores chilenos ha mostrado interesantes cambios, que han sido analizados por un equipo de investigadores de la Escuela de Ingeniería Comercial de la U. San Sebastián, sobre la base de la información entregada por Equifax de sus registros de deudas impagas.

‚ÄúEl an√°lisis hecho muestra que, respecto al total de morosos desde marzo 2012 a junio 2013, el n√ļmero de deudores que no fueron beneficiados, se ha mantenido muy estable. Por el contrario, sobre ese total, ha ido tomando mayor importancia quienes no ten√≠an deudas impagas a diciembre del 2011, antes de borrarse los antecedentes de morosos con deudas hasta $ 2.500.000.‚ÄĚ, comenta el decano de la Facultad de Econom√≠a y Negocios de la U. San Sebasti√°n, Hugo Lavados.

El Segundo Informe de Deuda Personal se√Īala que los nuevos morosos han aumentado un 105% desde junio 2012 a junio 2013, pasando de 480.111 a 986.441 deudores con impagos, concluyendo que su tasa de crecimiento es mayor a la de los reingresados, quienes fueron borrados y nuevamente tienen deudas impagas.

Dentro de la misma l√≠nea, el estudio por g√©nero de los nuevos deudores morosos identifica que m√°s mujeres que hombres han ingresado en esta categor√≠a. Una hip√≥tesis barajada por los acad√©micos de la Universidad, es que han accedido a cr√©ditos personas con muy bajos ingresos, que tienen alta vulnerabilidad a imprevistos, y mayor riesgo de dejar de pagar esos compromisos. Seg√ļn las cifras, esto es m√°s frecuente en mujeres que en hombres, resultado de diferentes factores como la desigualdad de sueldos, la menor participaci√≥n en la fuerza de trabajo, su mayor expectativa de vida y menores pensiones, entre otras brechas.

Más jóvenes con deudas impagas

El informe tambi√©n analiz√≥ la cantidad de morosos seg√ļn edades. Una conclusi√≥n es que el monto de la deuda impaga, de j√≥venes entre 18 a 24 a√Īos, aument√≥ un 20% en 12 meses, alcanzando un promedio de $381.304 a junio de 2013.

‚ÄúEsto puede llegar a ser preocupante, debido a que es un segmento etario que, en su mayor√≠a, no est√° trabajando, por lo que las deudas que debe empezar a pagar de inmediato pueden complicarse‚ÄĚ, explica Lavados.

De la misma forma, tambi√©n result√≥ llamativo el endeudamiento impago que tienen las personas de 70 a√Īos y m√°s, que es un n√ļmero reducido de deudores, pero cuyo promedio es de $1.500.000. Esta cifra es semejante a la morosidad que presenta el segmento de adultos entre 30 y 44 a√Īos, con una capacidad de pago completamente diferente.

Antofagasta contin√ļa ocupando el primer lugar dentro de las regiones con mayor morosidad, con un monto de impagos que en promedio es de $ 1.781.910, seguida por la regi√≥n Metropolitana y de Magallanes.

En la tasa de reingreso regional, es decir, el porcentaje de personas beneficiadas por la ley 20.575 y que nuevamente tienen morosidad, Atacama es la más alta con un 28%, seguida de O’Higgins con 26%, y Coquimbo y Antofagasta con un 25%.

‚ÄúEste Informe nos entrega antecedentes muy valiosos para evaluar el tema del endeudamiento en Chile. En todas partes, los cr√©ditos y las deudas impagas siguen la tendencia del empleo e ingresos. En Chile, desde marzo del 2012, ha estado presente un fen√≥meno que distorsiona el an√°lisis, como es la gran cantidad de eliminados del registro de morosos. Constatamos que de ese grupo una cuarta parte ha vuelto a tener deudas impagas, con tendencia a disminuir su velocidad de reincorporaci√≥n‚ÄĚ, explic√≥ Lavados. ‚ÄúEn general, los cr√©ditos han elevado sus montos, por lo que las deudas impagas tambi√©n han subido, lo que es esperable con el crecimiento; sin embargo, como este comportamiento es proc√≠clico, cuando enfrentamos una actividad econ√≥mica con un aterrizaje brusco, los cr√©ditos se comprimen y la capacidad de pago cae, como fen√≥menos simult√°neos. Eso es bueno anticiparlo‚ÄĚ, concluy√≥ el acad√©mico.

URL CORTA: http://rbb.cl/5e12
Tendencias Ahora