temas del día

Notas


Cremas caras vs baratas: ¿Vale la pena invertir un poco más de dinero en estos productos?

www.cremitas.com
Publicado por
Envíanos tu corrección

¿Las cremas caras garantizan mayor efectividad en el cuidado de la piel? Ésta es una pregunta común que se hacen las personas a la hora de elegir un crema para el rostro. La publicidad muestra marcas exclusivas que prometen evitar el envejecimiento prematuro o dar mayor suavidad. Pero, ¿es el precio un índice de mayor efectividad?

Al respecto el médico Andrés Lehmann, integrante de la Sociedad Chilena de Dermatología, enfatizó que no existen diferencias significativas en la calidad de las cremas humectantes y “anti envejecimiento” que se venden sin receta médica. Es decir, una crema cuyo valor es elevado no garantiza que será mejor que otra más económica.

En este sentido, que una crema sea barata no significa que contenga sustancias de mala calidad que podrían poner en peligro la salud de las personas. Lo anterior, porque todos los productos cosméticos que son importados a Chile deben cumplir con las exigencias del Instituto de Salud Pública.

El ISP se rige por parámetros internacionales de entidades como el Instituto de Salud y Consumidores de la Comunidad Europea (que posee un CosIng o catálogo donde establece las sustancias e ingredientes permitidos en sus cosméticos). Tamibién considera al Personal Care Products Council, institución norteamericana que agrupa a más de 600 empresas líderes en el rubro cosmético, y que garantizan que sus productos son innovadores, de buena calidad y cuidan la piel.

El secreto para envejecer sin arrugas

Pese a que el mercado cosmético ofrece múltiples productos que garantizan una vejez sin arrugas, el Dr. Lehmann enfatizó que los fotoprotectores solares son el “único secreto” para evitar su aparición, además ayudan a que el rostro mantenga un buen aspecto con el pasar de los años. Sin embargo, el especialista aseguró que la sociedad no le da mucha importancia a su uso, ya que desconocen el daño provocado por el sol.

Además, el producto cambia según si la piel es seca, grasa o mixta. Para la primera se usan cremas, mientras que para las dos últimas se usan compuestos más fluidos o gel. En este sentido, es importante que sean recetadas por un especialista.

En cuanto a la eficacia de las cremas económicas, el profesional del centro dermatológico “Dermacenter” explicó que las de venta libre sólo humectan. Por lo tanto, para limpiar el rostro se debe utilizar el producto indicado para cada caso, y para lograr suavidad pueden utilizarse cremas que tengan medicamentos.

En muchos casos estas últimas presentan un precio superior a las que se expenden sin receta, sin embargo, garantizan efectividad debido a sus componentes. Deben ser recetadas por un especialista porque pueden presentar contraindicaciones en el paciente.

¿Qué crema anti-arrugas cumple sus promesas?

El especialista dice que las cremas “anti-arrugas” que son anunciadas a través de la publicidad (de venta libre) tienen poco o nulo efecto.

Lehmann precisó que sólo dan resultado los productos “anti envejecimiento” que se venden bajo receta médica, debido a que poseen medicamentos y su correcto uso es supervisado por un especialista.

En este caso un estudio realizado por la organización “Consumer Unions” en 2006 reveló que las cremas anti-edad -de venta libre- no tienen la eficacia que prometen, cualquiera sea su precio. Éste fue publicado en el sitio ConsumerReports.Org, y en un principio no fue bien recibido por algunos especialistas de la Sociedad Nacional de Dermatología de EE.UU.

Las conclusiones fueron obtenidas luego de testear el rostro de 23 mujeres por 12 semanas. Para ello a cada una se le designó una crema anti -arrugas diferente, cuyo valor fluctuaba entre los 19 y 335 dólares. Todas las participantes poseían una piel fina, que es la que tiene las mayores posibilidades de presentar arrugas en la vejez.

Cada mujer utilizó uno de los productos analizados en un lado de la cara , mientras que en la otra mitad se aplicó una crema hidratante corriente, que sirvió como control comparativo en todo el grupo. Ninguna conoció la marca que le tocó usar, para así evitar que tuvieran una previa valoración al respecto.

Los productos con mejor calificación suavizaron algunas líneas finas luego de tres meses de uso. Pero incluso el cosmético que obtuvo la puntuación más alta, no redujo la profundidad de las arrugas más allá del 10%, lo que es un cambio imperceptible a la mirada.

El análisis demostró que algunos productos funcionan mejor en unos cutis que en otros, pero ninguno cumplió la promesa de eliminar las arrugas de la cara. En esta oportunidad el mejor evaluado fue el tratamiento Olay Regenerist. Ante esto, el informe concluyó que no parece haber relación entre el tipo de ingredientes activos que incorporan los productos y sus resultados.

Lo anterior, porque las enzimas, nutrientes y demás moléculas con efecto anti-edad que se mencionan en la publicidad de estos cosméticos, no parecen dar los frutos esperados.

Según el análisis estadounidense esto se debería a que además incorporan otras sustancias que inhibirían las propiedades mencionadas.Sin embargo, todas las cremas cumplieron su función humectante y no causaron irritación en la piel de las usuarias.

Luego que se publicaron los resultados, la dermatóloga norteamerica Tina Alster, experta en cirugía láser metodológica de la Georgetown University, aseguró que no este fue un estudio muy acotado, por lo que sus resultados no podían ser generalizados. Comentó que algunas marcas caras si probaban sus resultados antes de lanzar los productos.

Aplicación del estudio en sueros anti-edad

En 2010, Consumers Reports Health sometió a estudio 9 sueros faciales que se venden en el mercado sin receta médica, y que en sus etiquetas prometen eliminar las arrugas. Sus precios van desde los 20 a los 65 dólares.

Los consumidores norteamericanos los prefieren porque son absorbidos rápidamente por la piel, por lo que creían que brindaban mejores resultados que las cremas.

Sin embargo, tras seis semanas de uso éstos no presentaron mejorías en el rostro que fueran visibles a los ojos de otros. Todos los productos generaron un cambio en la profundidad o extensión de las líneas de expresión de al menos un participante de la investigación, pero en los otros no tuvieron ningún efecto. Además dichas transformaciones no fueron muy significativas.

De acuerdo a lo publicado en el sitio web Consumer Reports.org, dermatólogos norteamericanos que participaron en este proceso aseguraron que la conclusión a la que llegó la investigación mencionada puede ser cierta. Esto, porque la legislación vigente en esa época no exigía que las promesas consigandas en la etiqueta de los cosméticos fueran sometidas a pruebas para comprobarlas.

La evaluación contó con la participación de 67 mujeres y 12 hombres, quienes tenían entre 40 y 65 años. El proceso de estudio fue similar al utilizado en la investigación de las cremas: los participantes usaron el suero en un lado de su rostro por seis semanas, que es el período en que sus efectos deberían ser visibles

Luego, un equipo de panelistas analizó las imágenes de alta resolución de los rostros de las personas evaluadas antes de usar los sueros, y después de esto. Los productos más exitosos resultaron ser: DermaSilk 5 Minute Face Lift y Neutrogena Ageless Intensives Deep Wrinkle. Sin embargo, éstos fueron los peores calificados por sus usuarios.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados