temas del día

Notas


Ministro Carroza pedirá informes a justicia argentina por menor recuperado por Abuelas de Mayo

Hans Scott | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El ministro en visita, Mario Carroza solicitará a la justicia argentina información de inmediato por la aparición de Pablo Atahnasiu Laschan, el denominado nieto 109 de la dictadura trasandina.

Ayer, la agrupación trasandina “Abuelas de Plaza de Mayo” anunció una nueva restitución de identidad, la número 109 desde que se fundó la organización en 1977.

Después de casi 38 años, Pablo Germán Athanasiu Laschan, hijo de chilenos exiliados, y luego capturados durante la dictadura militar argentina, supo quiénes eran sus verdaderos padres.

El ministro Carroza señaló que pedirá los datos a sus pares argentinos, tanto la Fiscalía como los Tribunales, ya que el caso de los padres de este niño, hoy un hombre de 38 años de edad, “está considerado que efectivamente los padres del niño que apareció en Argentina, están en el expediente de Operación Cóndor y hay una vinculación directa con los fiscales que están llevando el caso Operación Cóndor en Argentina, ya que hay un trabajo vinculado entre ambos procesos”.

Consultado si va a pedir los antecedentes de Pablo Athanasiu, el juez Carroza aseguró que “si, ya que hay una retroalimentación entre nosotros. Vamos a ser una de las situaciones que pueda pedir el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior”, dijo el magistrado

El joven, que había nacido el 29 de octubre de 1975, fue secuestrado junto a sus padres el 15 de abril de 1976, cuando tenía cinco meses y medio.

Era hijo del matrimonio chileno integrado por Frida Laschan Mellado y Ángel Athanasiu Jara, militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

En marzo de 1974, después del golpe de Estado que dio Augusto Pinochet, Frida comenzó a ser perseguida por la la DINA y tras pasar unos cuantos días en una comisaría de Lautaro, en la región de la Araucanía, y otra semana en una comisaría de Santiago de Chile, Frida se exilió en Buenos Aires, donde le esperaba su marido Ángel.

Ambos fueron detenidos por los organismos de seguridad argentinos y su hijo entregado a un matrimonio proclive al gobierno militar allí vigente.

El juez Carroza hizo estas declaraciones en un encuentro de coordinación de todos los ministros de Corte que están investigando causas de derechos humanos en el país, cita que impulsó el ministro de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, quien consideró que el caso de este niño “demuestra que las heridas no se pueden cerrar sino es con verdad, justicia y reparación. No existe otro método que demuestre que una sociedad puede sanarse y nosotros los jueces, nuestra generación de jueces ha sido la llamada a construir este nuevo escenario de paz social concluyendo estas investigaciones con la verdad de los hechos y el enjuiciamiento a los presuntos responsables” acotó el alto magistrado.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados