Notas


Yemen refuerza seguridad frente a embajadas occidentales

Jialiang Gao (CC)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Estados Unidos cerró el domingo la mayor parte de sus consulados y embajadas en los países árabes -25 en total-, como en el caso de Yemen, donde las medidas de seguridad fueron reforzadas frente a las representaciones occidentales tras el aviso emitido por Washington de posibles atentados de Al Qaida en agosto.

Las embajadas estadounidenses en las monarquías vecinas del Golfo, entre ellas Arabia Saudita y Kuwait, se encontraban también cerradas el domingo, al igual que en otros países árabes como Argelia y Jordania.

Por la tarde el Departamento de Estado anunció que extendía la medida para algunas de sus legaciones diplomáticas hasta el 10 de agosto y añadió que un pequeño número adicional de representaciones también cerrarían sus puertas.

En Ammán, “las medidas de seguridad han sido reforzadas alrededor de la embajada estadounidense”, indicó antes un responsable jordano, quien añadió “no haber apreciado amenazas” específicas.

En Saná, las fuerzas de seguridad yemeníes, armadas y apoyadas por vehículos blindados, estaban en alerta frente a las embajadas cerradas de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania, entre otros países, mientras un drone (avión teleguiado) probablemente americano sobrevolaba la capital a mitad de jornada, según los habitantes.

El barrio de Hadda, en el sur de Saná, donde se encuentran la mayoría de embajadas y residencias diplomáticas, entre ellas las de Francia, Alemania y Arabia Saudita, estaba controlado por las fuerzas especiales de la Guardia presidencial.

“Nosotros ya estábamos en estado de alerta pero hemos redoblado la vigilancia”, declaró un policía yemení a la AFP.

El Alto Comité de Seguridad restableció a principios de semana los controles de carreteras en los alrededores de Saná y en las rutas que enlazan la capital con las grandes ciudades del país.

“Una medida preventiva durante los seis últimos días de ramadán”, período marcado en ocasiones por actos de violencia por parte de los extremistas, según una fuente de seguridad.

Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania decidieron cerrar sus embajadas en Saná al menos durante dos días, tras el anuncio lanzado el jueves por parte de Washington de un alto riesgo de atentados en el mes de agosto.

Un exoficial de la CIA, Robert Baer, declaró a CNN jamás haber visto en 21 años que pasó en la agencia central de inteligencia estadounidense “22 embajadas cerradas simultáneamente”. Además, estimó que Al Qaida ha regresado a la escena con las recientes evasiones de sus miembros de prisiones iraquíes y libias y con la inestabilidad en Egipto.

En un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, indicó que se extendía el cierre de algunas legaciones diplomáticas hasta el sábado.

“Esto no es indicio de una nueva serie de amenazas sino meramente un indicio de nuestro compromiso para ejercer la cautela y tomar los pasos apropiados para proteger a nuestro personal, incluyendo empleados locales y visitantes a nuestras instalaciones”, dijo la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki en un comunicado.

Señaló que las legaciones diplomáticas en Abu Dhabi, Ammán, El Cairo, Riad, Dhahran, Jeddah, Doha, Dubai, Kuwait, Manama, Muscat, Saná, Trípoli, Antanarivo, Bujumbura, Yibuti, Jartum, Kigali y Port Louis estarían cerradas desde el lunes hasta el próximo sábado.

Las misiones que reabrirán normalmente el lunes incluyen Dacca, Argel, Nouakchott, Kabul, Herat, Mazar el Sharif, Bagdad, Basora y Erbil.

La amenaza de atentados de Al Qaida afectan al conjunto de intereses occidentales, advirtió el jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, Martin Dempsey. Las amenazas son “más específicas” pero el objetivo exacto no se conoce.

Washington lanzó el jueves una alerta de riesgo elevado de atentados de Al Qaida en agosto, “especialmente en Oriente Medio y el norte de África” y “la península arábiga”. Una reunión sobre las amenazas terroristas de Al Qaida tuvo lugar el sábado en la Casa Blanca.

El cierre de la embajada de Francia podría durar “varios días”, precisó por su parte el presidente francés, François Hollande, mientras que Canadá decidió cerrar de manera preventiva su representación diplomática en Dacca, en Bangladesh.

El sábado, Interpol emitió también una alerta global de seguridad en la que instaba a los países miembros de esta organización de cooperación policial a aumentar la vigilancia frente a la amenaza de Al Qaida, ya que el mes de agosto es el aniversario de varios “ataques terroristas violentos” en India, Rusia e Indonesia.

En una grabación que circula en los foros yihadistas desde hace un mes, el jefe de Al Qaida, Ayman al Zawahiri, acusaba a Estados Unidos de haber llevado a cabo un “complot” con el ejército egipcio y con la minoría copta para destituir al presidente islamista Mohamed Mursi a principios de julio.

El jueves, el presidente americano, Barack Obama, agradeció a su homólogo yemení Abd Rabbo Mansur Hadi, de visita en Estados Unidos, por su “sólida cooperación” en la lucha contra Al Qaida.

La visita de Hadi tuvo lugar mientras que Washington lleva a cabo numerosas operaciones contra los islamistas radicales en Yemen, en particular, bombardeos mediante drones (avión teleguiado), con el acuerdo tácito de Saná, enfrentado a la violencia ejercida por los grupos armados.

Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA), con base en Yemen y muy activa, está considerada por los Estados Unidos como la rama más peligrosa de la red extremista en el mundo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados