temas del día

Notas


Artista monta exposición a partir de condecoraciones dadas por la dictadura

Misión cumplida, Claudio Correa, GGM (c)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La muestra, de Claudio Correa, se llama Misión Cumplida, nombre de una de las condecoraciones dadas por la dictadura de Pinochet a uniformados y civiles.

Vanidad y ocultamiento en la historia reciente. En particular de civiles y de quienes tuvieron el verdadero poder, los que no hicieron el trabajo sucio. Los que se aprovecharon…

Claudio Correa, convocado a la Galería Gabriel Mistral por el curador colombiano José Roca, tiene una larga y reconocida trayectoria con instalaciones que cuestionan el arte, los soportes clásicos, y la contingencia como la historia reciente del país.

Comunicado

Bajo el sugerente título “MISIÓN CUMPLIDA” el artista Claudio Correa propone una revisión de la historia reciente a partir de la recreación de objetos emblemáticos del mundo militar. La obra participa en la muestra colectiva “Historias del objeto” que se podrá ver a partir del 17 de julio y hasta el 23 de agosto en la Galería Gabriela Mistral.

La muestra“Historias del objeto” fue curada por el destacado teórico y curador colombiano José Roca, director de Ars+Natura (Bogotá) y curador adjunto de TateGallery (Londres), quien fue convocado por la Galería Gabriela Mistral junto con otros curadores latinoamericanosa participar en la programación del año 2013 de la Galería.José Roca es el encargado de curar lasegunda exposición del programa 2013 donde participan tres artistas que seleccionó de entre más de doscientos portafolios de artistas chilenos.

La exposición “Historias del objeto” reúne el trabajo de Isidora Correa, Patricia Domínguez y Claudio Correa (1972) que presenta la obra “Misión Cumplida”.

“Misión Cumplida” está conformada por escultura y fotografía y utiliza como referente Medallas otorgadas por el Estado chileno, entre 1973-1990, a civiles y militares por “servicios distinguidos”. Entre las insignias consideradas se encuentran: la “11 de septiembre de 1973” y la “Misión cumplida”. Estas insignias son reproducidas en cera a gran tamaño. Una de ellas colgará desde el cielo de la sala y combustionara durante el transcurso de la muestra. A su vez, en el muro de la sala se podrán ver dos fotografías de mediano formato en donde se aprecia el detalle en alta resolución de lo que parece una ceremonia de premiación militar; manos colocando las medallas mencionadas en la solapa de la chaqueta, aparentemente militar, de otro personaje. Bajo las fotografías se lee el siguiente texto que evidencia una lógica de ocultamiento: “Después de su condecoración debe desprenderla de su guerrera, meterla dentro de un sobre y destruirla. Tampoco puede mencionar a nadie que fue condecorado.”

El montaje tematiza la violencia del Estado desde su vanidad; Correa recurre a estas medallas condecoratívas y al uniforme militarpara evidenciar la banalidad de esta simbología, y a su vez,mediante la reproducción ampliada de las medallas en cera y fotográficamente, expone la paradoja entre el hermetismo dela iconografía y las frasesgrabadas en las medallas y la supuesta nitidez o transparencia a la que éstas aluden. La iconografía de las medallas representa elementos que tienen que ver con lo luminoso: estrellas, llamas, alas. Sin embargo esa simbología en compañíadelas frases que portan las medallasno da señas ni de identidad ni de referente, son símbolos exportados de cualquier lugar. Las frases funcionan más bien como contraseñas que solo permiten el acceso a su comprensión a un grupo de personas que sabe de lo que se habla. En las medallas expuestas se reconoce una cierta iconografía fascista que, en conjunto con la misión que estas insignias celebran, revelan una estetización de la violencia, un componente emocional de lo bélico concentrado en estos símbolos. Así, la medalla se presenta como un objeto trivial en su simbología básica, trivialidad que resulta inquietante al contraponerse a las consecuencias que tuvo en nuestra historia los sucesos a los que alude y celebra, resultando de ello una contradicciónturbadora. La limpidez e indiscreción de la puesta en escena de estas medallas y el texto que acompaña las fotografías exponen la paradojaentre lo perceptible y lo oculto que rodea a estos objetos.

La exposición “Historias del objeto” se inaugura el 17 de julio a las 19:30 horas y permanecerá abierta al público de forma gratuita hasta el 23 de agosto en Alameda 1381 Santiago.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados