temas del día

Notas


Chile inaugura su pabellón sumergiendo 24.860 veces réplica de la Bienal de Venecia bajo el agua

Ministro y Jaar
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Finalmente fue develado el trabajo que el destacado artista nacional, Alfredo Jaar, preparó para el pabellón de Chile en la 55ª versión de la Bienal de Venecia. Hoy, a las 17:00 hrs. en la ciudad de los canales (11:00 hora chilena).

La propuesta, titulada “Venezia, Venezia” fue recibida entre aplausos por el público compuesto por artistas y galeristas de todo el mundo, además de admiradores del chileno, quienes no ocultaron su sorpresa al ver cómo parte de la propia Bienal era replicada en una obra que emergerá del agua 24.860 veces durante la muestra, para luego volver a desaparecer, en lo que el artista describió como “24.860 oportunidades de imaginar un orden diferente, de una especie de democracia cultural abierta a todos”. Luego de la presentación, los asistentes pudieron acercarse a felicitar a un siempre silencioso Alfredo Jaar.

“Es un intento poético de cuestionar el modelo de la Bienal de Venecia. Y el modelo, es el modelo de los pabellones nacionales, que a mí me parece que es un modelo totalmente obsoleto, porque en el mundo de hoy las culturas fluyen, y hay un movimiento y una movilidad extraordinaria”, explica Jaar acerca de su trabajo, el que por primera vez prepara especialmente para el pabellón oficial de Chile en este encuentro, y que es comisariado por el Consejo de la Cultura.

El Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke -quien junto a Alfredo Jaar y la curadora Madeleine Grynsztejn, abrieron las puertas del espacio- se mostró impresionado tras ver la obra y señaló: “estoy contento, estoy emocionado. Creo que estamos hablando de un trabajo hecho con una gran prolijidad, con una profunda reflexión respecto de lo que es el arte y de lo que debe ser y cómo debe proyectarse en el futuro. Y orgulloso de que sea nuestro más grande artista el que represente a nuestro país en el lugar más relevante del arte mundial como es la Bienal de Venecia”.

La obra, inmersa en un pabellón de 500 mts2, consiste en una especie de piscina de metal cuadrada de 5 metros por lado y 1 de alto. En ella, emerge una réplica perfecta a escala (1:60) de Giardini, lugar que junto a El Arsenal, es una de las zonas de Venecia donde se desarrolla la Bienal. El primero, sin embargo, tiene la particularidad de que ahí existen 28 pabellones permanentes, de países como Rusia, Japón, entre otros y, en la composición de Jaar, este lugar sale a la superficie cada tres minutos aproximadamente, permaneciendo mayormente sumergida y dando poco tiempo para observarla de una vez.

“Cuando uno visita el Giardini, ¿qué es lo que comunica la arquitectura del Giardini? Comunica que hay 28 países importantes. Y en una cierta jerarquía, los más importantes están en el monte, donde está Inglaterra, Francia y Alemania, por ejemplo. Entonces, cuando un artista africano se pasea por el Giardini no se reconoce. Cuando yo me paseo por el Giardinni no me reconozco. Por lo tanto, es una invitación a pensar el modelo de la bienal para, posiblemente, cambiarlo” reflexiona Jarr.

“Yo, como artista, estoy tratando de engendrar una discusión en torno al modelo de la Bienal. Mi pronóstico es que de aquí a quince años, más o menos, van a ofrecer a un comisario para el Giardini, y él va a invitar a artistas, y va a ocupar estos espacios indistintamente. El nombre de estos pabellones y la historia de estos pabellones, va a pasar a la historia. Y va a ser un espacio multiplural donde van a invitar a artistas de todas partes del mundo” finaliza Jaar, entregando su propio vaticinio.

Cruz-Coke se suma a la reflexión propuesta por el artista, y agrega: “Alfredo Jaar está trayendo un cuestionamiento del sistema de pabellones nacionales en la Bienal, que está dando mucho que hablar por parte de la crítica, que instala de manera muy pulcra una maqueta de la Bienal que se sumerge en el agua y que plantea una reflexión: cómo va a ser la Bienal del futuro, cómo este sistema que está en una 55ª versión, hoy día se replantea. ¿Estamos hoy día en condiciones de representar pabellones nacionales o necesitamos también una mirada más incluyente, más inclusiva? Y la gracia de esa reflexión es que se está haciendo desde un país del último confín del mundo como es Chile; es Chile el que hoy día está poniendo en cuestión la Bienal a través de uno de sus artistas más reputados como es Alfredo Jaar”.

El pabellón chileno en la Bienal de Venecia, es resultado del trabajo colaborativo del Consejo de la Cultura, junto a la Dirac, Prochile y Fundación Imagen de Chile.

6 artistas chilenos en Venecia “es motivo de orgullo”

Las inauguraciones de espacios con presencia nacional en la bienal, continúa. “Me parece notable que tengamos seis artistas en distintos lugares de representación, aquí en la Bienal de Venecia. Esto es el gran encuentro mundial del arte, aquí es donde se cuestiona, se pone en valor, precisamente, el arte mundial. Y tener seis artistas que están siendo convocados desde la misma bienal, es lógicamente motivo de gran orgullo, y da cuenta del estado del arte nacional. Por tanto, señalar hoy día no sólo la buena salud del arte chileno en general, sino también el hecho de que artistas han ido creciendo y han ido madurando, y hoy día la Bienal de Venecia está dando cuenta de esto”, señala el Ministro Luciano Cruz-Coke.

El “Pabellón de la Urgencia”, evento colateral, abre mañana. Este es curado por el artista franco-peruano Jota Castro, quien convocó a los chilenos Jorge Tacla y Patrick Hamilton para ser parte de la muestra colectiva, que, según explica Castro “tiene que ver con las diferentes maneras de pensar acerca de un mundo mejor, y la posibilidad del arte para contribuir a imaginar un mundo así”.

Junto a los chilenos estarán otros connotados artistas internacionales, como el español Santiago Sierra, la brasileña Cinthia Marcelle, la mexicana Teresa Margolles, el cubano Wilfredo Prieto, la irlandesa Ella De Burca y la palestina-saudí Emily Jacir, entre otros.

El viernes será el turno de unos de los espacios más experimentales de la Bienal, el Pabellón IILA (del Instituto Italo-Latinoamericano), curado por el alemán Alfons Hug y la chilena Paz Guevara. En esta oportunidad, fue convocada la dupla de Joaquín Cociña y Cristóbal León. También participa Cristián Silva-Avaria, como parte de una muestra colectiva de videorte de Alemania y Brasil. Todo dentro del mismo espacio, que está dedicado a las interrelaciones entre Europa y América Latina, y a la dinámica de los enlaces entre los artistas de ambos continentes.

Los chilenos ponen a dialogar a su obra junto al argentino Guillermo Srodek-Hart, la boliviana Sonia Falcone, la brasilera Juliana Stein, la colombiana François Bucherm la costarricense, Lucía Madriz, el cubano Humberto Díaz, los ecuatoriano Miguel Alvear y Patricio Andrade, el salvadoreño Simón Vega, el nicaragüense, Marcos Agudelo, el panameño, Jhafis Quintero, el paraguayo Fredi Casco, el peruano David Zink Yi y el Colectivo Quintapata (República Dominicana), Martín Sastre (Uruguay), Susana Arwas (Venezuela).

Ministro y Jaar

Ministro y Jaar

Obra de Jaar

Obra de Jaar

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados