temas del día

Notas


Satélite ecuatoriano sobrevivió a colisión con restos de cohete ruso

Brsantonio (cc)
Publicado por
Envíanos tu corrección

El satélite ecuatoriano Pegaso, puesto en órbita el pasado 25 de abril, colisionó lateralmente con restos de un cohete ruso pero sobrevivió, aunque dejó de transmitir, informó el jueves la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (EXA).

“NEE-01 PEGASO ha sobrevivido una colisión lateral con el objeto conocido como SCC-15890, el cual es la última etapa de un cohete Tsyklon-3 lanzado en julio de 1985 y el cual viaja envuelto en una nube de partículas”, señaló la EXA, apuntando que el choque se produjo hacia las 00H38 locales (05H38 GMT) del jueves.

El organismo añadió en un comunicado que “aunque el blindaje antirradiación NEMEA y los paneles solares con substrato de titanio contribuyeron mucho a soportar la colisión, el satélite ha perdido la orientación de su antena y se desplaza girando violentamente sobre dos de sus ejes, por lo cual no es posible recibir sus transmisiones por ahora ni enviarle comandos”.

Apuntó que analiza datos recogidos en cada paso del nanosatélite para “determinar si se puede recuperar el uso” del mismo, sobre lo que la EXA informará el próximo lunes.

“Tenemos confirmación del Comando Espacial Norteamericano de que no ocurrió una colisión directa”, señaló previamente el director de la EXA, Ronnie Nader, en su cuenta de Twitter.

“Pegaso sigue en órbita”, agregó el directivo, y señaló que los datos indican que hubo una “colisión lateral con partículas”.

Nader, primer y único astronauta ecuatoriano, había advertido el miércoles que el choque con restos del cohete ruso se produciría a unos 1.500 km de altura sobre la costa este de Madagascar (Africa).

Asimismo, indicó que luego de 36 a 48 horas se conocería lo sucedido, y sostuvo que el Pegaso impactaría con un tanque de combustible del cohete ruso de 2,2 m de largo y 3 m de diámetro.

Nader recordó que el dispositivo -construido y armado en Ecuador- “tiene un seguro”, sin precisar la cobertura de la póliza.

Pegaso, un cubo de 10 por 10 cm con paneles solares, que al desplegarse alcanzan los 75 cm y un peso de 1,2 kg, transmitió el pasado jueves sus primeras imágenes de video con audio en tiempo real tras ser lanzado al espacio en un cohete no tripulado desde la estación china de Jiuquan.

Junto con el ecuatoriano fueron transportados otros dos satélites, uno de ellos de Argentina.

La puesta en órbita se produjo en medio de un gran despliegue mediático en Ecuador, que incluyó una transmisión en vivo dispuesta por el gobierno y la presencia del presidente Rafael Correa en el centro de monitoreo en Guayaquil (suroeste).

El satélite fue construido y armado en Ecuador, lo que demandó 80.000 dólares que fueron aportados por el sector privado, mientras que el gobierno destinó 700.000 dólares para el lanzamiento, seguros, logística y pruebas de certificación del aparato, realizadas en Holanda en febrero pasado.

Ecuador proyecta el envío de un segundo satélite al espacio, llamado Krysaor, en julio próximo desde Rusia, que tendrá las mismas características de Pegaso.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados