temas del día

Notas


La Asociación Mundial Antidopaje frente a la pobre eficacia de la lucha antidopaje

@alviseni en Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Agencia mundial antidopaje (AMA), cuya dirección se reúne este sábado en Montreal, Canadá, se enfrenta a la pobre eficacia de la lucha antidopaje, en la cual se gastan millones de dólares cada año para llegar solamente a un 1% de casos positivos.

Por cierto, el enemigo público número uno, el ciclista estadounidense Lance Armstrong, acabó por ser desenmascarado, perdiendo sus títulos del Tour de Francia y totalmente desacreditado, ante todo gracias a la tenacidad de un hombre, Travis Tygart, director de la Agencia Antidopaje estadounidense (Usada).

Pero en lugar de suscitar un nuevo empuje, la caída del otrora jefe del pelotón solamente reavivó viejas disputas, a menudo muy personales, y ahondó las divisiones y en la dirección de la AMA, el movimiento deportivo llevado adelante por el Comité Olímpico Internacional (COI) y las organizaciones antidopaje gubernamentales.

Si el caso Armstrong fue bien resuelto, el otro gran escándalo, el caso Operación Puerto en España, no ha revelado todos sus secretos y probablemente jamás lo haga.

El proceso del doctor Eufemiano Fuentes, el especialista en transfusiones de sangre para deportistas, resultó en una nueva afrenta infligida por la justicia española a la AMA y a otras partes civiles del juicio.

Ahora deben luchar otra vez ante los tribunales para evitar que unas 200 bolsas de sangre confiscadas al médico en 2006 sean destruidas sin que se revele la identidad de los destinatarios.

Dura realidad

Pero la realidad de la lucha antidopaje emana de las estadísticas: 243.193 muestras de controles antidopaje fueron analizadas en 2011 y solamente el 1,2% presentó resultado anormal.

Lo que significa que menos de 1% dieron lugar a un control positivo (pronunciado después de comprobación que el atleta no sufría un problema eventual y su médico disponía o no de una autorización de uso de un producto con fines terapéuticos).

Entre 2007 y 2011 se gastaron sin embargo 1.200 millones de dólares en estos controles, según diversas estimaciones.

Al tiempo que el director general de la AMA, el neocelandés David Howman, dijo muchas veces que sólo los “los dopados simplones” caían en las mallas de la red, una comisión ad hoc encargada de evaluar la eficacia de los programas antidopaje entregará sus conclusiones al comité ejecutivo, que se reúne a puertas cerradas el sábado.

Esta comisión, que entre sus miembros cuenta al primer presidente de la AMA, el canadiense Dick Pound, poco adepto a la diplomacia, debería apuntar que no todo va bien.

Pero varios en el seno de las federaciones deportivas internacionales, irritados por los dineros comprometidos y quienes querrían un compromiso más fuerte a favor del desarrollo de sus deportes, reclaman sobre todo un nuevo enfoque de la lucha antidopaje.

Cuentan para ello con el próximo presidente del comité ejecutivo de la Agencia, al tiempo que el actual, John Fahey -ex ministro de Hacienda australiano-, llega al fin de su ciclo.

El sucesor de Fahey será escogido en la conferencia sobre el dopaje en el deporte en Johannesburgo, Sudáfrica, a mediados de noviembre.

Esta vez será una figura proveniente del mundo del deporte, como exige el equilibrio entre el movimiento deportivo y los gobiernos que componen las instancias dirigentes de la AMA.

Un candidato probable para el puesto puede ser el británico Craig Reedie, miembro del COI. Si fuera así AMA seguiría con líderes anglosajones.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados