temas del día

Notas


Los 7 secretos de Carolina de Moras para tener un perfecto sueño de belleza

Pablo Longa | Agencia Uno
Publicado por
Envíanos tu corrección

Sin duda, Carolina de Moras es uno de los rostros más bellos de la televisión chilena. Esta osornina de 34 años, que salió el círculo del modelaje para iniciarse en la animación, tuvo un paso destacado por el matinal “Buenos días a todos” de TVN, para posteriormente convertirse en uno de los principales fichajes de Chilevisión.

Pero la belleza no sólo depende de la genética, sino de buenos hábitos que permitan mantenerla y realzarla. Dentro de sus rituales, la escultural conductora reveló a revista Paula que una de sus mayores preocupaciones es tener un sueño reparador, que le permita enfrentar el día con energías.

A continuación, las 7 claves de Carolina de Moras para un perfecto sueño de belleza:

1. Mantener controlados los horarios

“En general apago la luz a las 11 y media ó 12. Trato de dedicarle 8 horas al sueño porque es el momento que tiene el cuerpo y la mente para descansar y regenerarse. Cuando tengo eventos en la noche y me acuesto tarde, me hago al desayuno un té con ginseng que tengo plantado en mi huerta y eso me mantiene alerta durante todo el día”.

2. Acostarse hidratada

“Antes de irme a dormir, voy a la cocina y me tomo un vaso de 500 cc lleno de agua filtrada, al seco. Después me llevo otro vaso lleno al velador. En invierno me hago tés de melisa y manzanilla frescas de mi huerta, que me ayudan a conciliar el sueño. A veces tomo un vaso de leche caliente con esencia de vainilla, que es un consejo de mi mamá”.

3. Preparar el ambiente

“Para mí es sagrado tener la televisión fuera de la pieza y que en mi dormitorio esté la luz baja. Para bajar las revoluciones pongo una música tranquila en la salita, como Chopin o música hindú para meditación. Cuando estoy más estresada, me pongo unas gotitas de aromaterapia de lavanda The Bath and Body Works en las muñecas, en las sienes y en la almohada. Doy gracias por el día, cierro los ojos y me olvidé del mundo”.

4. Despertar con luz natural

“Tengo de esas persianas exteriores eléctricas que bloquean totalmente la luz, pero solo las cierro a medias, porque en la oscuridad despierto perdida y con el metabolismo raro. Prefiero que entre la luz de la mañana para respetar el ritmo natural del cuerpo. No uso calentador de cama, porque tanto calor hace que amanezcas un poco hinchada”.

5. Levantarse de un salto

“Cuando suena el despertador, me tiro de una afuera de la cama. Si te quedas remoloneando otros 5 minutos es más tortuoso. Saltar de la cama y a la ducha directo es lo mejor”.

6. No a la soya ni a los aliños

“Hace tiempo me di cuenta de que cada vez que comía sushi o comidas picantes, al otro día amanecía cansada, con ojeras y la cara hinchada. Por eso evito los alimentos muy sazonados o con salsa de soya”.

7. Usar plumón y pijama de seda

“Una costumbre que me quedó de cuando viví en Alemania es dormir con plumón. Es mucho más cómodo, porque no se te arma el enredo de sábanas y frazadas. Cada cuatro días cambio la sábana de abajo y las fundas. Mi plumón es de pluma de pecho de ganso, que sirve en invierno y verano. Uso sábanas y fundas de plumón de hartos hilos, ideal si son más de 400. Mi pijama favorito son las camisas de seda”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados