temas del día

Notas


Gran ovación a Zorba, el griego: Ballet de Santiago baila al ritmo que le toquen

Zorba, el griego, TMS. Foto Patricio Melo
Publicado por
Envíanos tu corrección

Todo un acierto fue inaugurar la temporada 2013 del Ballet de Santiago, con la obra “Zorba, el griego”, que posee un argumento basado en la famosa novela homónima de Nikos Kazantzakis y que tiene la muy famosa música de Mikis Theodorakis, que este compuso para la película que protagonizaron Anthony Quinn y Allan Bates.

Este gran ballet que se ofrece durante toda la presente semana en el Teatro Municipal de Santiago, pertenece al coreógrafo Lorca Massine, quien resalta en su versión, los valores del amor, la amistad y el goce de la vida.

Todos quienes participan en este montaje han cumplido a la perfección y han involucrado al público en esta aplaudida composición, todo ritmo y musicalidad. A los integrantes del Ballet de Santiago los acompañan, con notables interpretaciones, los músicos de la Orquesta Filarmónica de Santiago, un sorprendente coro Crecer Cantando y como solista vocal, la excelente contralto Pilar Díaz, bajo la sobresaliente conducción musical del maestro José Luis Domínguez.

Las funciones se cumplen desde el lunes 15 al sábado 20, a las 19:00 horas, en el Teatro Municipal de Santiago.

El argumento gira en torno a Zorba, un gozador y un aventurero, un hombre libre y lleno de energía; un hombre capaz de acoger a un forastero y enseñarle que la vida hay que vivirla al máximo, sin importar los baches del camino. Su forma de vida idealista, llena de coraje y determinación conquistó hace más de cinco décadas a los lectores de la novela de Nikos Kazantzakis y a quienes vieron la película ganadora de tres premios Oscar, que Anthony Quinn protagonizó magistralmente. La entrañable historia de Zorba, el griego, transformada en ballet por Lorca Massine, hijo del no menos famoso Leonide Massine, llega al Municipal de Santiago con un magno elenco, contando, además, con la escenografía y vestuario de Jorge Gallardo.

La madurez que ha alcanzado el principal ballet clásico de nuestro país, su fama nacional e internacional y sus solistas} excepcionales, crean una atmósfera de gran valor y hacen relucir el brillo del inmortal “sirtakis” de Thodorokis, en que Luis Ortigoza y Rodrigo Guzmán. bailan en forma excepcional, junto a un lucido cuerpo de ballet. La primera bailarina Natalia Berríos ofrece un solo de enorme calidad en el segundo acto y la brasileña Andreza Randizek y el argentino José Luis Ghiso, cumplen admirablemente los sencillos roles de Madame Hortense y Manolius, respectivamente.

Estrenada en la Arena de Verona en 1988 y repuesta innumerables veces en distintos escenarios, la obra se ambienta en un pueblo en Grecia, donde el provocador Zorba y el extranjero John entablan una hermosa amistad que los llevará a salvarse mutuamente de las dificultades de la vida –la pérdida de sus enamoradas, Madame Hortense y Marina, respectivamente– a través de la danza. Los artistas del Ballet de Santiago protagonizan esta producción de Zorba, el griego. Rodrigo Guzmán (Primer Bailarín) encarrna a Zorba y Luis Ortigoza (Primer Bailarín Estrella), a John; Natalia Berríos (Primera Bailarina) interpreta a Marina y Andreza Randisek (Primera Bailarina), a Madame Hortense; José Manuel Ghiso (Primer Bailarín), por su parte, personifica a Manolius, el joven local enamorado de Marina. Estos mismos roles serán alternados con Ghiso, Lucas Alarcón, Andreza Randisek, Michele Bittencourt y Agustín Cañulef, respectivamente.

El coreógrafo y libretista de Zorba, el griego, Lorca Massine, quien ha estado preparando a la compañía por un mes, concuerda: “Necesitas una preparación clásica para esto y los bailarines de la compañía son buenos y bien preparados. Son jóvenes, entusiastas y fuertes, por lo que se han adaptado rápidamente a este lenguaje que mezcla el ballet con otras expresiones. ¡Además, su temperamento sudamericano ayuda mucho!”

El debut de este ballet en Chile estará marcado también por la realización de una nueva producción, con la escenografía y el vestuario del gran diseñador teatral nacional, Jorge Gallardo. De gran trayectoria en producciones de danza y ópera en Europa y Estados Unidos –entre otros proyectos, estrenó Serious Pleasure en el MET, creado para el American Ballet Theatre, participó en el programa de TV Dance in America, co-fundó la Miami Contemporary Dance Company y estrenará en junio de este año La Cenicienta en el Palacio de Versalles–, Gallardo creó una propuesta visual contemporánea inspirada en la coreografía de Massine, pero sobre todo, en la lectura de la novela de Kazantzakis, que nos traslada a “un mundo sensible, onírico, reflejo de un cielo cambiante, cargado de presagios y pesadillas, pero sobretodo, de divinidad”.

José Luis Domínguez con poderosa batuta, dirige este sorprendente espectáculo con música de Mikis Theodorakis, que incluye a la Orquesta Filarmónica de Santiago, al Coro Crecer Cantando –agrupación formada por cantantes de entre 10 y 20 años, que fue ovacionada en su debut con la Orquesta Filarmónica de Santiago en diciembre de 2012– y a la contralto Pilar Díaz.

La obra finaliza con un “sirtakis” apoteósico y espectacular. Previamente, Natalia Berríos, Guzmán y Orrtigoza, han brindado actuaciones excepcionales que han deleitado al público.

Precios: desde $3.000 a $47.000. Descuentos: 50% para jóvenes hasta 27 años (inclusive); 35% para personas entre 28 y 35 años; y otros.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados