temas del día

Notas


Audiencia del Papa a presidenta argentina abre expectativas de acercamiento

Archivo | NA
Publicado por
Envíanos tu corrección

La audiencia que dará el lunes el nuevo papa Francisco a la presidenta de su país, la argentina Cristina Fernández, despierta expectativas sobre un acercamiento para distender la fría relación entre ambos, más parca desde la aprobación de la ley de matrimonio gay en 2010, estimaron este sábado referentes de distintos sectores.

“Ahora a la presidenta no le queda otra que ser diplomática, en otro momento no lo ha sido tanto”, estimó este sábado a la prensa local el obispo de Puerto Iguazú (Misiones, noreste), Joaquín Piña, un jesuita excompañero de estudios del papa que en 2006 hizo fracasar en su provincia un proyecto para la reelección indefinida del gobernador, del partido de la presidenta.

Fernández partió la noche del sábado a Roma, donde el lunes a las 08:50 horas mantendrá una audiencia con Francisco en la Casa Santa Marta, donde el Papa reside temporalmente a la espera de trasladarse a su apartamento pontificio en el Palacio Apostólico, donde habitualmente se celebran las audiencias con los mandatarios o jefes de Estado.

La presidenta decidió adelantar su viaje, previsto para el domingo, debido al horario de la audiencia del lunes, explicó el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro.

“Es nuestro deseo que tenga, al asumir la conducción y guía de la Iglesia, una fructífera tarea pastoral desempeñando tan grandes responsabilidades en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y de la paz de la humanidad”, manifestó la mandataria en la breve misiva que mandó al cardenal Jorge Mario Bergoglio tras ser designado como máximo referente de la Iglesia católica.

La presidenta asistirá el martes a la ceremonia de entronización de Francisco con una comitiva de doce integrantes, entre funcionarios, legisladores oficialistas y opositores, empresarios y representantes sindicales.

La relación entre el exarzobispo de Buenos Aires y Fernández estuvo siempre teñida de roces, debido en parte a las encendidas homilías del cardenal en las que solía exaltar “el escándalo de la pobreza y la falta de trabajo” o “el flagelo de la droga y la delincuencia” en el país.

“Si queremos ser fieles al evangelio de Jesús, debemos decir las cosas como son. Bergoglio siempre decía las cosas y claramente eso al gobierno no le gustaba. A ningún gobierno le gusta que se hable de que hay pobreza y corrupción”, afirmó Piña.

Para evitar sus sermones críticos, el fallecido expresidente y esposo de la mandataria Néstor Kirchner resolvió en 2005 trasladar a catedrales del interior del país el tradicional Tedeum anual que se celebraba con presencia del gobernante y su gabinete en la catedral de Buenos Aires, algo que fue seguido por su sucesora, Cristina Fernández.

“Ante el Papa se inclinan todos y (la presidenta) tendría que ir a inclinarse porque Bergoglio ha demostrado una gran hidalguía al recibirla personalmente, después de los desprecios que (los Kirchner) hicieron con los Tedeum”, sostuvo Julio Strassera, fiscal del histórico juicio a las juntas militares en 1985.

La relación con Cristina Fernández, una católica confesa al igual que el 75% de los argentinos, se volvió más tensa desde que el Congreso legalizó en julio 2010 el matrimonio homosexual.

Dos años después, Bergoglio también condenó la aprobación de otra ley impulsada por el gobierno sobre la identidad de género que autoriza a travestis y transexuales a registrar sus datos con el sexo elegido.

Pese a las críticas, Bergoglio “nunca quiso ser oposición” al gobierno, dijo el presidente de la influyente Unión Industrial Argentina (UIA), Ignacio de Mendiguren.

“Bergoglio fue igual de duro con el radicalismo (opositor), con los otros gobiernos, con los trabajadores. Ese es Bergoglio. Yo pienso que nunca quiso ni se puso como jefe de la oposición”, dijo al afirmar que en su opinión la reunión del lunes “será muy buena”.

En el mismo sentido se expresó el titular del gremio de los trabajadores marítimos Omar Suárez, integrante de la comitiva que acompañará a Fernández al Vaticano.

“No tengo duda que tienen que mejorar (su relación), creo que van a hablar dos personas inteligentes, depende de la grandeza del ser humano y es la gran oportunidad” opinó.

Martha Rabino, una monja de 71 años amiga de Bergoglio y que fue catequista y profesora en la secundaria de Cristina Fernández, remarcó a la AFP que se trata de “dos personas con firmes convicciones”.

“Ella anunció que va a viajar para la coronación del Papa y seguramente tendrá que besar su anillo, así que tendrá que recapacitar”, dijo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados