Notas


Una primera jornada sin goles en la Copa de África de Naciones

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Las selecciones de Angola y Marruecos empataron sin goles, al igual que a primera hora en el partido inaugural las de Sudáfrica y Cabo Verde, este sábado en Johannesburgo en el Grupo A de la Copa de África de Naciones (CAN) de fútbol 2013.

En el primer turno, entre la lluvia y la falta de grandes jugadas, el partido fue en general deslucido, pero el ‘Pulgarcito’ de la competición contó con alguna ocasión más clara de gol, a pesar de que los ‘Bafana-Bafana’ dominaron el trámite del juego en general, y sacó un resultado inesperado en su primera participación en el torneo continental.

Con el terreno inundado abundaron las imprecisiones, sobre todo en la ejecución de los tiros libres.

Un detalle que no es baladí: Sudáfrica es la superpotencia económica del continente africano y cuenta con 50 millones de habitantes, mientras que el pequeño archipiélago del Atlántico apenas está poblado por medio millón de personas.

El entrenador de Cabo Verde, Lucio Antunes, destacó tras el encuentro: “tenemos un equipo muy organizado, joven pero ambicioso y pudimos haber ganado. No logramos vencer a Sudáfrica pero nos prepararemos para tratar de cosechar puntos frente a Marruecos (en la segunda jornada). Estamos contentos, nuestro objetivo era no perder en nuestro primer partido”, en la CAN.

En el otro encuentro, Angola, dirigida por el uruguayo Gustavo Ferrín, fue mucho más agresiva que Marruecos y pudo ganar, por lo que los pupilos de Rachid Taoussi se fueron conformes y con un rival fácil en los papeles en la próxima fecha.

El entrenador norteafricano recién hizo entrar al campo de juego a Youssef El-Arabi y Younès Belhanda ya iniciado el segundo tiempo, pero no sirvió para cambiar las cosas.

Por el Grupo B de la máxima competición continental de selecciones, el domingo en Port-Elizabeth, Ghana juega ante la República Democrática del Congo y Malí frente a Níger.

El experimentado centrocampista franco-maliense Seydou Keita, de 32 años, quien juega en China, tras pasar por el Marsella, Sevilla y FC Barcelona, entre otros equipos, lamentó la situación en su país y habló de guerra y no de conflicto político.

“Lo que ocurre en Malí es mucho más grave que un partido de fútbol (…) Nuestro trabajo es jugar al fútbol. Intentaremos jugar lo mejor posible para brindarle placer al país y a los aficionados, porque el fútbol nada puede cambiar. No es una oposición política lo que hay, sino una guerra…”, afirmó.

En la segunda jornada de la llave A, el miércoles, Marruecos (‘Los Leones del Atlas’), enfrenta a los ‘Tiburos azules’ de Cabo Verde y Sudáfrica a los ‘Palancas Negras’ de Angola.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados