temas del día

Notas


¿Qué hacer si mi hijo no me hace caso?

Gerry Thomasen (cc)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

A medida que los niños van creciendo y teniendo mayor autonomía, los padres se ven enfrentados a más de alguna maña, rabieta o simplemente negativas para realizar las tareas que se les pidan, lo que en realidad es bastante normal a contar de los dos años, ya que es la etapa en que empieza a desarrollar su personalidad.

Pero esto no significa que los papás deban ser permisivos en relación a su comportamiento, sino que hay poner en práctica una palabra clave: Límites. Tampoco se trata de convertirse en temibles tiranos, sólo hay que saber equilibrar las cosas.

Dentro de los principales errores que comenten los papás a la hora de impartir disciplina está el autoritarismo, que resulta ser tan malo para la enseñanza de un pequeño como la permisividad.

También lo es ceder después de haberle dicho que no, ya que los progenitores pierden credibilidad y, sin quererlo, le entregar el poder a su hijo.

Para lograr que tu hijo te obedezca debes tener en cuenta diversos factores, sobre todo los relacionados con la comunicación. Aquí te entregamos algunos tips:

- Sé clara y precisa. Exprésate en oraciones sencillas, que el niño pueda entender y especifícale lo que quieres. Por ejemplo, decirle “Come bien” es distinto a pedirle que “tome bien el tenedor”. Si bien desde los dos años los pequeños saben lo que es la obediencia, recién a los cuatro entienden realmente su significado.

- Predica con el ejemplo y que procura tener coherencia entre lo que le dices y haces, ya que si no lo haces el niño perderá la confianza y no lograrás que te obedezca.

-Evita las frases con NO, ya que es una palabra que están escuchando constantemente y tienden a ignorarla. Por ejemplo, en vez de decirle “no tomes eso” prueba con “deja eso ahí”.

- Explícale el porqué. Es fundamental que el niño sepa las razones por las cuales debe obedecer, ya que así será más fácil esta tarea.

- Motiva a tu hijo mediante frases positivas, tales como “me siento orgullosa que hayas comido todo tu almuerzo”.

Es importante que no pierdas la paciencia en este proceso, ya que se trata de lograr tener una autoridad positiva frente al niño. Además el establecimiento de normas permitirá que tu hijo se adapte mejor en las siguientes etapas de su vida.

Por Mariela Lazo

Revista Carrusel es un medio 2.0 dirigido a los padres, familias y educadores de niños en edad preescolar.
Especializados en tratar de forma cercana y útil temas de embarazo, desarrollo y psicología, salud y nutrición, educación inicial, actividades, manualidades y los mejores panoramas.

Hazte fan en nuestro Facebook y síguenos en Twitter.

Carrusel

Carrusel

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados