temas del día

Notas


AIA desarrolla actividades orientada a fortalecer el capital humano regional desde la infancia

Comunicaciones AIA (c)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Motivar y reflexionar sobre la educación en Chile y el desafío de contar con directores líderes fue el objetivo de la charla que el Coordinador General de Educación 2020, Mario Waissbluth, dio ante directivos de establecimientos escolares municipalizados de Antofagasta.

La cita, coordinada por la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA) y la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS) tuvo como eje central conocer la visión de este especialista sobre el rol del liderazgo directivo en la mejora escolar, para lo cual Waissbluth comenzó exhibiendo un reportaje televisivo en el que se mostró el trabajo que realiza Educación 2020, a través del Centro de Liderazgo Educativo, y la experiencia de 3 directores líderes de establecimientos educacionales de la región Metropolitana y su trabajo diario por mejorar la calidad de la educación en los establecimientos educacionales que dirigen.

Con este ejemplo, el experto quiso motivar a los presentes y conocer sus experiencias. “Estamos aquí porque estamos construyendo el futuro de Chile y el futuro de Chile es tener caras de niños sonrientes y esperanzados”, les dijo Waissbluth a los directores y directoras.

También, se refirió al trabajo con alumnos vulnerables y llamó a los presentes a pasar de la “desesperanza aprendida a la esperanza aprendida” y a no perder el norte. Manifestó que es fundamental trabajar por buenos resultados y mencionó el triángulo virtuoso que permite predecirlos, que contempla la buena opinión que profesores tienen sobre el director, el buen clima en la comunidad escolar que redunda en resultados positivos.

En la ocasión, el padre rector del Colegio Técnico Industrial Don Bosco, José Carraro, manifestó que “es importante crear ambientes favorables respecto a los proyectos educativos”. Explicó que “es muy distinto cuando un director dice ganar, a cuando dice ganamos”.

Para Waissbluth, “toda escuela es una olla de presión emocional, por lo tanto hay que tener directores que sean capaces de manejar ollas de presión emocionales para sacar niños adelante”, por lo que resaltó el liderazgo y acotó que “ni nace, ni se hace, sino que es una combinación de las dos”. Agregó que se debe buscar la manera de seleccionar y entrenar buenos líderes.

Finalmente, Waissbluth realizó un llamado a los directores para juntarse y compartir las prácticas y así generar el clima de esperanza aprendida.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados