temas del día

Notas


Turismo cultural y patrimonial: una mirada para Santiago de Chile

Calle Viña del Mar, Providencia
Publicado por
Envíanos tu corrección

Ángel Cabeza, Vicepresidente para las Américas del Comité Científico Internacional de Patrimonio Inmaterial de ICOMOS y ex-Secretario ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales escribe un artículo sobre los desafíos del turismo vinculado al patrimonio y la cultura de nuestra capital.

Ángel Cabeza, octubre 2012

1.- Concepto de patrimonio:
• memoria histórica de una sociedad
• identidad y la forma de ser de una comunidad
• representar la diversidad de las sociedades humanas

2.- Patrimonio en el siglo XX, particularmente en los últimos 50 años:
• Se multiplican los bienes considerados patrimoniales.
• El concepto se hace más denso, amplio, diverso.
• Incluye no solo los bienes y costumbres del pasado sino también del presente que nos identifican como sociedad.
• El patrimonio de cada comunidad cobra más fuerza frente a una globalización que anula las diferencias y busca uniformar los mercados pero que, paradójicamente, las propias tecnologías modernas ayudan a rescatar, conocer, difundir y apreciar.
• Un patrimonio cuyas funciones culturales, simbólicas, sociales y económicas son fundamentales para el desarrollo armónico de cada país y sus comunidades.

Un ejemplo de la importancia del patrimonio hoy día lo vemos en la relevancia que ha tenido la Convención del Patrimonio Mundial de UNESCO: más de 1000 lugares de todas las culturas han sido seleccionados como Patrimonio de la Humanidad. En Chile ya contamos con cinco de ellos: Rapa Nui, Chiloé, Valpo. Salitreras, Sewell.

3.- En nuestro país el interés por rescatar el patrimonio se ha acrecentado en los últimos 20 años, pasando de ser sólo de una preocupación académica y parcialmente estatal, a una demanda activa de ciertas comunidades.
• 1926 y 1964 se declararon 41 MN
• 1965 y 2010 se declararon 969 MN

4.- El aumento de recursos ha sido sostenido, aunque siempre por debajo de las necesidades de conservación de dicho patrimonio, pero en los últimos 15 años ha sido notorio:
• Crecimiento de las instituciones patrimoniales DIBAM – CNC – CMN
• Presupuesto de 15 millones de dólares para las iglesias de Chiloé
• 67 millones de dólares para Valparaíso
• 100 millones de dólares para la puesta en valor de bienes patrimoniales protegidos legalmente
• Más los anuncios recientes del gobierno de más recursos

5.- Igualmente el turismo mundial se ha transformado en una industria creciente, central en la economía de muchos países, en donde el patrimonio ha sido siempre un atractivo potente, siendo este último componente uno de los que más crece actualmente, con tasas anuales mundiales de un 25%.

6.- La relación entre turismo, cultura y patrimonio es hoy tan importante que los organismos internacionales como la UNESCO, ICOMOS y la OMT, los tienen en su agenda permanente y están conscientes de sus ventajas y conflictos, de la necesidad de encontrar un equilibrio armónico entre el disfrute del patrimonio, mantener sus funciones sociales centrales de identidad para cada comunidad y su conservación activa.

Esta preocupación ya la encontramos en las primeras cartas internacionales de turismo cultural realizadas por ICOMOS en 1976 y recientemente en 1999, como también en las reuniones mundiales:
• Reunión sobre patrimonio y turismo cultural de UNESCO. Beijing, 27 octubre 2012
• Turismo y cambio de valores en el patrimonio cultural, visitando el pasado, desarrollando el futuro. Tai Pei, 5 de abril 2013

7.- Estos organismos internacionales junto con distintos centros académicos, están colaborando en la elaboración de políticas globales que potencien las relaciones positivas entre turismo y patrimonio y resolver los problemas crecientes que se están observando, logrando la aprobación en 1999 por las Naciones Unidas de un Código de ética mundial para el turismo propuesto por la OMT, cuyo objetivo central es el desarrollo responsable y sostenible del turismo el cual reconoce:
• Mayor preocupación por la protección ambiental
• Mayor interés por el turismo cultural y patrimonial
• Turistas quieren una mayor cercanía con culturas diferentes y experiencias con otras formas de vida
• Búsqueda de un turismo sustentable
• Compartir principios éticos globales
• Diversidad cultural enriquece a los pueblos y promueve el respeto a las diferencias y la paz
• formulación de políticas de desarrollo turístico respetuosas de los valores sociales, el medio ambiente y la cultura de cada comunidad
• El Patrimonio no puede ser una mercancía más al servicio del turismo, ya que lo degrada y empobrece
• Necesidad de elaborar políticas públicas de apoyo y de beneficios mutuos
• Turismo y patrimonio es una alianza posible si sus actores principales dialogan respetuosamente
• Importancia de los medios de comunicación en proveer información veraz y equilibrada sobre el patrimonio

8.- Comité de Patrimonio Mundial de UNESCO creó un programa sobre turismo sustentable el 2001 para enfrentar los graves problemas en varios lugares declarados Patrimonio de la Humanidad.

La experiencia internacional es meridiana en mencionar las amenazas de un turismo patrimonio no controlado, organizado y bien gestionado:

• Experiencia europea y de las Américas de cómo la industria del patrimonio genera grupos poderosos de presión económica y política que obedecen solo a intereses comerciales
• Relación entre patrimonio, especulación comercial, especulación inmobiliaria y corrupción política
• Vulgarización de las tradiciones vivas y bienes patrimoniales
• Reconstrucciones negativas de sitios patrimoniales
• Destrucción de hábitat y entornos patrimoniales
• Explotación de comunidades locales
• Mala distribución y expoliación de los beneficios económicos generados
• Consumo masivo y degradante de bienes patrimoniales

9.- Los actores públicos y privados deben aprender de las experiencias negativas y positivas para generar políticas públicas para un turismo responsable que respeta los valores y costumbres de cada comunidad y sea un mecanismo solidario de desarrollo integral.

Las experiencias internacionales negativas y positivas nos llevan a tener muy presentes las siguientes recomendaciones:
• Implementar planes de gestión del turismo patrimonial integrados a los planes de conservación y manejo del patrimonio.
• Consolidar las economías locales.
• Empoderar a las comunidades en la gestión.
• Promover un comercio justo y empleos dignos y sustentables.
• No degradar los mercados y productos locales.
• Respetar costumbres y tradiciones de las comunidades.
• El turismo debe aportar beneficios reales a las comunidades y mantenerse dentro de límites aceptables.
• Conservar la autenticidad e integridad de los bienes y territorios patrimoniales.
• Determinar la capacidad de carga turística aceptable para cada lugar patrimonial.
• Evaluar periódicamente los impactos negativos y corregirlos.
• Todo proyecto turístico debe considerar su dimensión social, cultural y económica.
• Implementar políticas eficientes para disminuir progresivamente los excesos de visitantes a determinadas áreas patrimoniales.
• Promover la sostenibilidad y diversificación de la industria turística patrimonial: turismo arqueológico, monumental, artístico, gastronómico, rutas patrimoniales, religioso, etc.

10.- Cuál es nuestra realidad nacional:
• Tenemos un patrimonio cultural y natural muy diverso, poco conocido y valorado por los chilenos, pero cuya apreciación está cambiando velozmente, tanto a nivel internacional como nacional.
• El 20% del territorio está protegido en alguna de las categorías de áreas silvestres protegidas.
• Tenemos más 1.000 MN declarados y 5 sitios del Patrimonio Mundial.
• Una institucionalidad y legislación patrimonial anticuada, débil y dispersa.
• Crecientes presiones inmobiliarias y de obras públicas y privadas que atentan contra el patrimonio.
• Una demanda creciente de identidad y protección de los barrios y bienes patrimoniales por parte de las comunidades, que las autoridades nacionales y locales no atienden si están en conflicto con otros intereses económicos.
• Programas de conservación y gestión del patrimonio iniciales con presupuestos de continuidad inciertos.

11.- Cuál es nuestra realidad en la comuna de Santiago:
• 72 edificios declarados Monumentos Históricos
• 17 Zonas Típicas
• 190 Inmuebles de Conservación Histórica
• 23 museos
• Sólo un 15% superficie protegida legalmente pero con pocos o nulos instrumento de gestión patrimonial.
• Barrios que exigen mayor atención municipal: Bellas Artes – Lastarria – París y Londres – Yungay y Brasil – Matta Sur – Viel.
• Universidades con programas recientes de formación en patrimonio y centros e institutos de estudios con escaso presupuesto que deben sobrevivir por la vía de licitaciones públicas como si fueran empresas consultoras.

11.- Datos turismo:
• 2011: 3 millones turistas extranjeros y aumentando cada año.
• 1.2 millones por motivos culturales y patrimoniales y demandando cada vez mejores servicios.
• 45% turistas visitan Santiago.
• Argentinos (35%), brasileños (17%), Europa (8%), USA (4%).
• Sólo el 18% de los chilenos viaja por motivos culturales.

PROPUESTAS PARA SANTIAGO

• Conocer nuestros bienes patrimoniales y las comunidades que los poseen y producen, sus oportunidades, sus limitaciones.
• Estudiar en conjunto con las comunidades los bienes patrimoniales que pueden ser objeto de actividad turística.
• Capacitar a las comunidades locales para que puedan participar creativamente en la gestión turística del patrimonio.
• Elaborar un plan maestro e integral de desarrollo turístico y de conservación y gestión del patrimonio, que incorpore activamente y respetuosamente a las comunidades locales en las decisiones y que tenga una gestión coordinada con el municipio y los servicios públicos, y que el Plan Regulador Comunal y los usos del suelo urbano sean compatibles con él.
• Promover los productos y servicios locales sin degradar su autenticidad y dentro de límites aceptables y respetuosos.
• Apoyar a las comunidades locales, grupos y personas que quieran realizar emprendimientos asociados al turismo sustentable.
• Que no se expulse indirectamente o promueva la salida de los habitantes originales y actuales de los barrios patrimoniales.
• Concientizar a los visitantes para que cuiden el patrimonio y respeten las tradiciones locales.
• Promover el conocimiento y el orgullo de los vecinos de los barrios por su patrimonio material e inmaterial.
• Formar un fondo generado con los recursos obtenidos por la industria turística patrimonial para la conservación y educación patrimonial, y que parte importante de los recursos derivados del turismo se reinviertan en el desarrollo integral de la comunidad y su patrimonio.
• Compartir los conocimientos adquiridos en la gestión del patrimonio de otras ciudades, por ejemplo el plan de turismo patrimonial del centro histórico de México.

Para concluir recordemos las palabras de Federico Mayor, que fue Director General de la UNESCO y que promovió activamente el entendimiento y la alianza entre el patrimonio y el turismo como:

“Una relación que propicia el diálogo intercultural, que es portadora de mensajes de paz, como un modo fecundo de encuentro que prefigura lo que tendrá que ser el mundo del futuro, donde prevalezca una nueva cultura de paz y convivencia, anclada siempre en los valores esenciales de nuestra civilización mundial”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados