Notas


Investigan a municipio en Chiloé por contaminación de reserva ecológica con aguas servidas

Municipalidad de Curaco de Vélez
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un proceso sancionatorio fue iniciado contra la Municipalidad de Curaco de Vélez, en Chiloé, por la descarga de aguas servidas de una planta de tratamiento hacia la bahia, donde existe una reserva ecológica.

Al respecto, el consejero general de Renovación Nacional en Chiloé y Palena, José Luis Almendra, aseguró que luego de una inspección efectuada por las autoridades se pudo verificar la falta de operación de la planta de tratamiento de aguas servidas y la descarga de estos residuos líquidos sin tratamiento en la bahía de Curaco de Velez a través del emisario submarino.

La inspección fue realizada por personal de la Seremi de Medio Ambiente, la Gobernación Provincial de Chiloé, Sernapesca, la autoridad sanitaria y la Gobernación Marítima de Castro.

El representante de RN señaló que este lugar fue declarado como reserva ecológica ya que habitan cisnes y otras especies. Sin embargo la ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot, en ese entonces ignoraba la contaminación que allí existía.

Todo esto se debe, de acuerdo a Almendra, a que la Municipalidad ejecutó un proyecto de una planta de tratamientos de aguas servidas que nunca operó como debía, a pesar que contaba con la aprobación de la Comisión de Evaluación Ambiental.

En tanto, el gobernador marítimo de Castro, capitán de fragata Claudio Figueroa, señaló que se inició un proceso sancionatorio contra la Municipalidad de Curaco de Vélez, por incumplimiento de la resolución de calificación ambiental.

Este proceso recién se inició, por lo que aún falta la evaluación de los descargos del afectado y la opinión técnica de cada estamento para que la Comisión de Evaluación Ambiental, presidida por el intendente Juan Sebastián Montes, emita un fallo al respecto de acuerdo a los antecedentes entregados.

La Municipalidad en tanto, a través de un comunicado, reconoció la contaminación, señalando que tuvieron que adoptar esta decisión como única alternativa al no contar con los recursos económicos para ampliar la actual planta de tratamiento.

Ésta tiene una inversión que bordea los $800 millones, lo cual representa más del 200% por ciento del presupuesto municipal de un año y de allí surge la necesidad de que las autoridades gubernamentales aprueben el proyecto y otorguen los recursos económicos con urgencia.

Agregó el municipio que el proyecto “duerme” en las oficinas de la autoridad sanitaria hace más de dos años y que solucionaría el grave problema medioambiental.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados