Notas


Presidente Correa espera apoyo de cancilleres de la OEA ante crisis con Londres

Gobierno Municipal de Piñas (CC)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Ecuador espera “un rechazo contundente” de los cancilleres de la OEA a la posibilidad de que la Policía británica ingrese a su embajada en Londres para detener al fundador de Wikileaks, Julian Assange, dijo este miércoles el presidente Rafael Correa a corresponsales extranjeros.

Ecuador espera que se produzca “un rechazo contundente ante esa amenaza explícita que viola claramente el derecho interamericano, pero no sólo el derecho interamericano sino la convención de Viena y la carta de las Naciones Unidas”, dijo Correa, en referencia a la reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos el viernes próximo en Washington.

“Acudiremos a todas las instancias que sea necesario, incluyendo las Naciones Unidas, no sé si hasta el Consejo de Seguridad, para denunciar esta amenaza, al menos hasta que Gran Bretaña (…) se retracte de esta barbaridad”, enfatizó, al aludir a la denuncia de que Londres advirtió a Quito en un documento que podría arrestar a Assange dentro de la legación ecuatoriana.

Previo a esa cita de la OEA, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño emprendió una gira por países latinoamericanos para explicar los motivos por los que Ecuador concedió asilo diplomático a Assange el pasado 16 de agosto.

“Está conversando con los diferentes cancilleres de la región”, indicó Correa sin precisar qué naciones visita el diplomático.

El pasado fin de semana, Ecuador recibió el apoyo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en cuanto a la inviolabilidad de su sede diplomática.

“Un asalto a nuestra embajada para arrestar al señor Julian Assange sería algo intolerable y, obviamente, implicaría en forma inmediata la ruptura de relaciones con Gran Bretaña”, afirmó Correa este miércoles.

Assange, de nacionalidad australiana, se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres el pasado 19 de junio para evitar su extradición a Sucia, donde la justicia le requiere por cargos de agresión sexual que él niega haber cometido.

El fundador de Wikileaks teme que Suecia pueda ser solo un paso antes de extraditarlo a Estados Unidos, donde se le indaga por espionaje debido a la publicación en su portal de cientos de miles de documentos sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables secretos del departamento de Estado.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados