Notas


RallyMobil: Hermanos Rosselot tuvieron dispar suerte en el “Gran Premio de Concepción”

Emilio Rosselot | Comunicado de prensa
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Emilio Rosselot arañó el podio, mientras que Gerardo mejoró en forma considerable. En cambio, Luis Ignacio sufrió toda una tragedia al abandonar cuando lideraba cómodamente los cómputos de este exigente rally en la capital del Bío Bío.

No había la misma alegría de ayer en el team Rosselot al concluir la quinta fecha del torneo nacional “Rally de Concepción” por la dispar fortuna de los hermanos Emilio, Gerardo y Luis Ignacio Rosselot al concluir la competencia cuyo triunfo fue para el representante de Los Andes, Ramón Torres.

Emilio, prácticamente arañó el podio al rematar cuarto, porque la diferencia con el segundo fue de 3,8 segundos y con el tercero de 3,1 segundos, luego de protagonizar una estrecha y apretada lucha con Matías Pilasi y Eduardo Valdés durante la jornada del domingo y la impactante arremetida de del local Jorge Martínez Fontena que cómo un tren expreso descontó para rematar en el segundo lugar general y ganar ampliamente la segunda etapa.

El joven piloto cavilaba y buscaba donde se perdieron esos cuatro segundos. El volver, el estado físico, ese pequeño error, pero al final tuvo que conformarse, superar la rabia y solamente aventajó a Valdés, quien padeció con un neumático en el tramo final. Muy poco para sus pretensiones.

Más optimista fue el panorama en esta segunda etapa para Gerardo Rosselot en caminos que no le acomodan. Avanzó, mejoró sus registros y conoció mucho mejor y más a fondo las reacciones de su auto. Todo esto le servirá de experiencia para enfrentar el próximo rally de Pucón que se disputará con tipo de piso muy similar.

Impactante fue la tragedia vivida por Luis Ignacio. Contaba con un auto competitivo y pudo andar en un alto ritmo que seguramente lo llevaría a su segunda victoria de la temporada. Pero el mismo reconoció una pequeña falla que lo llevó a chocar con un terraplén que provocó que “pinchara” un neumático y le rompiera el radiador cuando restaba menos de un kilómetro de concluir el penúltimo prime y comandaba lo cómputos con comodidad.

Al final rabia, impotencia que con el paso de los minutos se apaciguaron y se comenzó rescatar las cosas valiosas como el volver a disponer de un auto competitivo. Es decir, un arma para triunfar y que espera alcanzarlo ahora en el Rally de Pucón. Antes de dejar Concepción se comenzó planificar el trabajo que será con mayor fervor y entusiasmo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados