Notas


Comisión Europea vigila a Francia por las expulsiones de gitanos

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Comisión Europea vigila de cerca la manera cómo las autoridades francesas desmantelan campamentos de gitanos, para asegurar el respeto a las garantías contra las expulsiones arbitrarias y el trato discriminatorio, declaró este viernes a la AFP uno de sus portavoces.

“Los servicios de la vicepresidenta encargada de Justicia, Viviane Reding, están en contacto con las autoridades francesas y analizan la situación para asegurar que las normas europeas se respetan”, explicó Mina Andreeva.

“Las nuevas autoridades francesas están a prueba”, comentó un responsable europeo que pidió el anonimato. “La Comisión quiere verificar la voluntad de Francia de aplicar las reglas que introdujo en su legislación”, explicó.

Hace dos años, Viviane Reding se enfrentó al entonces presidente de Francia Nicolas Sarkozy por la manera cómo el gobierno conservador francés expulsó a los gitanos, en su mayoría procedentes de Rumania y Bulgaria, y, por tanto, ciudadanos europeos.

Bajo la amenaza de un proceso por discriminación, París aceptó modificar su legislación nacional para tener en cuenta las reglas europeas relacionadas con la repatriación de ciudadanos de la UE.

La legislación francesa incluyó todas “las garantías que protegen a los ciudadanos de la Unión frente a las expulsiones arbitrarias y el trato discriminatorio”, se alegró Reding en agosto de 2011.

Pero un año después, y también en verano, el nuevo ministro del Interior, el socialista Manuel Valls, puso a los prefectos a cargo de desmantelar los campamentos de gitanos “cuando haya una decisión judicial” y trata de incitarles a regresar voluntariamente a su país.

Varias decenas de gitanos rumanos, beneficiarios de la ayuda humanitaria de retorno debían dejar Francia el jueves desde Lyon (sudeste), con destino a Rumania. Las asociaciones defensoras de los gitanos denunciarion una “expulsión con apariencia humanitaria”.

Los candidatos a retornar reciben 300 euros, los adultos, y 150 euros, los niños.

Según la asociación Médicos del Mundo, 15.000 gitanos viven en Francia desde hace 20 años, una cifra constante a pesar de las expulsiones, pues las personas trasladadas a sus países de origen vuelven sistemáticamente.

A pesar de ser ciudadanos europeos, los gitanos no tienen acceso al empleo debido a “medidas transitorias” aplicadas a los ciudadanos búlgaros y rumanos por una decena de países de la Unión Europea, entre ellos Francia, hasta finales de 2013.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados