Notas


Obama acude al G20 pendiente de lo que pueda suceder en Europa

www.whitehouse.gov
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El presidente Barack Obama viaja el domingo a Los Cabos (México) para la cumbre del G20 más importante de su presidencia, pendiente de una crisis europea que puede inclinar decisivamente su suerte electoral en noviembre.

El resultado de las elecciones generales griegas el domingo será el primer capítulo de esta compleja cumbre en la cual Obama deberá igualmente abordar sus desencuentros con el líder ruso Vladimir Putin sobre Siria, y con el líder chino, Hu Jintao, sobre Irán y Corea del Norte.

La cumbre en el reputado balneario del noroeste de México “supone una oportunidad ideal para que los líderes europeos nos pongan al día de sus progresos y como catalizador para futuras acciones”, explicó en conferencia telefónica Lael Brainard, subsecretario del Tesoro para asuntos internacionales.

Si no hay un resultado electoral claro en Grecia, ese momento catalizador puede transformarse en una auténtica catarsis, que haga entrar a la zona euro en una etapa impredecible, creen analistas en Washington.

“Grecia va a las urnas y los ganadores no parece que serán capaces de formar un gobierno que pueda resolver los problemas económicos intratables del país. Los estadounidenses deberían prestar atención”, explicó el analista Peter Morici.

Los bancos centrales de las principales potencias occidentales podrían intervenir para proporcionar liquidez de forma masiva a los mercados y frenar posibles movimientos de pánico.

Estados Unidos no espera que los líderes europeos resuelvan la crisis en Los Cabos, pero una postura común y resuelta durante la cumbre ayudaría a alejar la sombra de una debacle financiera internacional que pondría en cuestión toda su estrategia electoral.

Obama apuesta a convencer al pueblo estadounidense que hay que optar por el crecimiento para salir de la crisis, un lema que México también escogió para la cumbre y encuentra cierto eco en países como Francia, pero mucho menos en otros como Alemania.

Sin embargo, Obama tiene en la canciller alemana Angel Merkel y su afición por el rigor una aliada, ante casos demasiado imprevisibles como el de Grecia o la crisis bancaria española, que requirió la aprobación de una ayuda de 100.000 millones de euros.

El presidente español, Mariano Rajoy, acudirá a Los Cabos para exponer los planes de su gobierno para rescatar a los bancos.

“Los Cabos no tendrá la última palabra sobre la eurozona”, insistió Mike Froman, viconsejero de Seguridad Nacional.

“Esa es una conversación que continuará con otros importantes hitos, incluida una reunión de todos los líderes de la Unión Europea en Bruselas a finales de mes”, explicó.

Pero una recesión provocada por un descontrol de esa situación al otro lado del Atlántico tendría consecuencias devastadoras en la economía estadounidense, cuyo índice de desempleo ha vuelto a subir ligeramente.

Obama tiene también otros temas espinosos en la agenda.

Su primer encuentro con el presidente Vladimir Putin desde que este asumió nuevamente el poder en el Kremlin servirá para hablar francamente de sus “desacuerdos” sobre Siria, tal y como reconoció el Departamento de Estado.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, acusó esta semana a Moscú de entregarle helicópteros a Damasco que sólo servirán para acentuar la represión a la oposición, una crítica que exacerbó los ánimos en la capital rusa.

China, por su parte, sigue sin asociarse para enfrentar a Irán o en el tema norcoreano, y además su crecimiento está también desacelerándose, lo que sólo puede contribuir a las dificultades de la economía estadounidense.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados