Notas


Simple lavado de manos puede evitar un resfriado e infecciones gastrointestinales

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello, Bernardita Preusser, expresó que el frote de las manos con jabón durante 15 segundos puede evitar un sinnúmero de complicaciones para la salud.

La profesional agregó que la prevención es la mejor de las batallas en la lucha contra las enfermedades, especialmente en esta época del año.

“Este gesto sencillo y común para muchos es la mejor manera de prevenir resfriados, influenza, gripe y otras infecciones gastrointestinales, afirmó Preusser.

La nutricionista explicó que los objetivos de un buen lavado de manos es eliminar la flora microbiana transitoria, disminuir la flora normal de la piel y prevenir la diseminación de microorganismos por vía mano portador.

“¿Cómo se realiza el lavado de manos correcto? En lo posible utilizar agua caliente, mojando las manos en un comienzo, luego agregar el jabón y frotar por lo menos 15 segundos incluyendo las palmas, dorso, hasta las muñecas, con especial énfasis entre los dedos, usando un cepillo para las uñas, si fuese necesario. Enjuagar bien y secarse, idealmente con toalla desechable”, explicó la especialista.

Esto se debe hacer siempre después de ir al baño, además al llegar a la casa, después de utilizar transporte colectivo, tocar dinero, acudir a lugares públicos (cine, centros comerciales) y cuando se haya tocado manillas de puertas o barandas de escaleras, dijo.

“También se debe hacer después de acudir a un centro de salud, visitar o cuidar a personas enfermas, especialmente si tienen heridas”, indicó Preusser.

La académica de la Universidad Andrés Bello sugirió, además, lavarse las manos después de sonarse, toser o estornudar; antes de tomar en brazos a un niño, cambiar pañales, limpiar su nariz o ayudarlo cuando va al baño; y después de tocar animales, mascotas o plantas.

“En la cocina este acto es fundamental. Hay que lavarse las manos siempre antes de cocinar y al manipular alimentos crudos y cocidos; siempre antes de comer y después de manipular la basura”, detalló.

Bernardita Preusser comentó que “podemos motivar con el ejemplo, con esta manera fácil y económica de evitar infecciones, especialmente en la familia teniendo en cuenta también que el agua es un recurso que debemos cuidar”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados