Notas


Formadoras de lectores afirman que profesores en la sala deben leer a los niños en voz alta

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Dos escritoras infantiles mexicanas, especializadas en temas de promoción a la lectura y literatura, y que participaron en el seminario “Caminos para la formación de lectores”, realizado en la Universidad San Sebastián, coincidieron de que “leer debe ser una invitación y no una obligación”.

La pedagoga y master en psicología clínica infantil, Monique Zepeda y la asesora técnico pedagógica de la Secretaria de Educación Pública de México, María de la Concepción Cabrera, compartieron su experiencia como escritoras y en el fomento de la lectura infantil y adolescente.

“Lo más importante en la vida no puede ser impuesto. No le puedes decir a alguien piensa o ama. Y aunque se puede leer mecánicamente, leer disfrutando no”, aseguró la Monique Zepeda.

De acuerdo a estudios del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc) y la Unesco, sitúan a los chilenos como lectores en un 51%, con un promedio de 5,4 libros al año, de los cuales, sólo un 7% lo hace por gusto.

Ante la interrogante de cómo acercar los libros a los niños y que no lo sientan como una obligación, Zepeda aconsejó, en el caso de los profesores, estos tienen que hacerlos “accesibles y variados, que sean pertinentes para el grupo de edad, y hacer propuestas de lectura en voz alta, para que el niño comience a disfrutarlo a través de la voz del profesor”.

“Y en el caso de los padres, pueden incentivar la lectura en sus hijos leyéndoles en momentos de calma y disfrutando la instancia de estar juntos. Cuando uno lee con un niño, nos embarcamos en una misma historia. Por un momento dejamos de ser el adulto que da las instrucciones, y somos alguien que está disfrutando un viaje junto a él”, expresó Zepeda.

La especialista recomendó comenzar a incentivarlos desde muy temprana edad.

“Se puede hacer desde que son bebés, ya que desde pequeños tenemos la capacidad de distinguir el uso de la lengua cotidiana de la lengua narrativa. Hay experiencias de lectura de bebés desde los seis meses, donde reaccionan a un libro y dan pautas de comprender lo que está pasando porque se identifican, repiten sonidos, están participando del libro. Incluso, se puede incentivar la lectura desde el vientre materno, a través de cantos y lectura de poesía para niños, que hay mucha. Entonces, desde el principio se empieza a generar una escucha particular en ellos”, expresó Monique Zepeda.

Por su parte, María de la Concepción Cabrera manifestó que fomentar la lectura en los niños es importante porque si forma parte de nuestra vida, uno se va construyendo con ella.

“Te vas leyendo a ti mismo, vas leyendo al otro, vas descubriendo el mundo, tu entorno. Es un medio de comunicación, una herramienta para descubrirse y descubrir el mundo. Por eso es importante que el libro forme parte del entorno de los niños, y al mismo tiempo de su vida, en un ambiente muy afectivo, para que lo considere como parte de su desarrollo y su espacio”, dijo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados