Notas


Fotoperiodista mexicano pedirá asilo en EEUU por amenazas del crimen

Archivo | En.rsf.org
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El fotoperiodista mexicano Miguel López Solana, cuyo padre y hermano, también comunicadores, fueron asesinados en junio de 2011, anunció este jueves que pedirá asilo en Estados Unidos por temor a ser también atacado por criminales.

En rueda de prensa, López y su abogado, Carlos Spector, explicaron que este viernes presentarán en la ciudad de Houston, Texas (sur de EEUU), las solicitudes de asilo político para el fotoperiodista y su esposa.

“Esperamos recibir respuesta de las autoridades estadounidenses en alrededor de dos meses”, dijo el abogado.

López, de 30 años de edad, explicó que en Veracruz (este), de donde es originario y donde trabajaba hasta hace unos meses en el diario Notiver y era corresponsal del diario nacional La Jornada, “no existen las garantías para ejercer la libertad de expresión”.

En junio de 2011, el padre del fotógrafo, el periodista Miguel Angel López, su hermano, Misael, de 21 años y también fotoperiodista, y su madre fueron asesinados a balazos en su domicilio en Veracruz por varios hombres armados.

López Solana piensa que este crimen fue resultado de una columna que su padre escribió sobre el narcotráfico en el diario Notiver, donde era editor de la sección de policía.

Después del asesinato de su padre, el fotoperiodista estuvo viviendo seis meses en Ciudad de México, pero al no sentirse seguro, decidió pedir una visa para Estados Unidos y ahora el asilo, sobre todo después del asesinato de tres fotógrafos ocurrido en mayo en Veracruz.

López Solana era amigo de los fotógrafos Guillermo Luna, Gabriel Huge y Esteban Rodríguez, que junto con una mujer, pareja de uno de ellos, fueron brutalmente asesinados y sus cuerpos localizados desmembrados el pasado 3 de mayo, día mundial de la libertad de expresión.

El fotoperiodista cruzó hacia Estados Unidos desde Ciudad Juárez (Chihuahua, norte), que es vecina de El Paso, Texas.

Desde 2011, ocho reporteros y fotógrafos han sido ultimados en Veracruz. México es considerado uno de los países más peligrosos en el mundo para el ejercicio del periodismo. En 2012, al menos siete comunicadores han sido asesinados, seis de ellos en el transcurso de un mes.

Según la estatal Comisión Nacional de Derechos Humanos (ombudsman), suman 81 los periodistas ultimados en el país desde 2000, además, otros 14 están desaparecidos.

La violencia ligada al crimen organizado ha dejado en México más de 50.000 muertos desde diciembre de 2006 -cuando asumió el presidente Felipe Calderón-, la mayor parte por pugnas entre los narcotraficantes y en operativos militares en su contra.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados