Notas


Alimentación intuitiva: 9 secretos de la “dieta soñada” para bajar de peso comiendo de todo

Timo Laaksonen (CC)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La dietista registrada y editora de la sección de nutrición de la revista EatingWell, Kerri-Ann Jennings, asegura que es posible bajar de peso comiendo lo que quieras.

Según la especialista, el truco está en comer sólo cuando tienes hambre y parar cuando te sientas satisfecho. Además, asegura que usando la intuición se puede establecer una relación sana entre los alimentos y el cuerpo.

Para reunir más información al respecto, Jennings contactó a la doctora Evelyn Tribole, autora del libro “Comer intuitivo” (Intuitive Eating) y una de las líderes de opinión sobre el tema para la edición de mayo-junio de EatingWell.

Es así como Tribole le reveló algunos secretos para llevar una alimentación saludable usando la intuición:

1. Rechazar la mentalidad de dieta

Las dietas establecen reglas de lo que se debe o no comer. En cambio, la alimentación intuitiva señala que tú eres la persona más idónea para determinar lo que debes comer, pero para ello debes transformarte en un experto de tu propio cuerpo, y determinar qué cosas te hacen bien. En este sentido, es fundamental sacar de tu cabeza la idea de que existe una dieta perfecta y enfocarte en lo que funciona para ti.

2. Honra a tu Hambre

El hambre es la forma en que tu cuerpo te dice que debes nutrirlo. Para ello, debes prestar atención a los leves signos de apetito y no esperar a comer cuando estés muy hambriento, pues ahí es probable que comas en exceso. Tribole asegura que si bien la gente en general puede identificar perfectamente el hambre extrema, cuando es ligera se hace difícil darse cuenta. Para ello es fundamental preguntarse a sí mismo si estás satisfecho e ir identificando poco a poco los niveles de hambre y saciedad.

3. Haz las paces con la comida

Según Tribole, autorestringirse con ciertos alimentos puede dar lugar a impulsos incontrolables, que luego te hacen comer en exceso. Por ello, cree fundamental “darse permiso” para comer cualquier cosa. Por ejemplo, si quieres un helado de vez en cuando, come uno sin culpa. Tribole asegura que los estudios han demostrado que las personas que hacen dieta constantemente y se privan de ciertos bocadillos, terminan sucumbiendo a sus antojos y ganando más peso en el largo plazo.

4. Deja de “demonizar” a ciertos alimentos

La especialista dice que deberíamos dejar de categorizar los alimentos como “buenos” o “malos”, y dejar de lado ciertos prejuicios. Esto, según ella, es un paso importante para lograr alimentarte en forma intuitiva.

5. Respeta tu saciedad

La autora dice que debemos respetar a nuestro cuerpo, de tal modo que si nos sentimos satisfechos no sigamos comiendo. Además recomienda evitar los extremos (voraz o demasiado lleno) y prestar atención a las señales del cuerpo. Dice que es fundamental tomarse el tiempo de analizar el sabor y cuán satisfecho estás. Tribole asegura que los pacientes que han trabajado con ella se sorprenden al notar que al cabo de un tiempo encuentran menos sabrosos alimentos que antes les parecían una delicia.

6. Disfruta la comida

Cuando comes muy rápido o frente a un televisor, ingieres alimentos casi por inercia y no disfrutas la comida. En este sentido, es importante sentarse a comer, no importando si estás solo o acompañado. Estar consciente de lo que se consume es fundamental para identificar el nivel de satisfacción y parar cuando ya has tenido suficiente.

7. No te autoconsueles con comida

Que comer sea agradable no significa que puedas refugiarte en la comida como un consuelo. No uses la comida como una manera de lidiar con la ansiedad, el aburrimiento, la soledad, o la ira. Es mejor salir a caminar, llamar a un amigo, escribir tus sentimientos, o realizar cualquier otra actividad.

8. Disfruta el ejercicio

Cuando haces ejercicio sólo para bajar de peso o quemar calorías, se transforma en un deber. Ejercitarte es importante para tu salud, pero si no lo disfrutas, es menos probable que seas regular en ello. Si vas al gimnasio y no te sientes cómoda o no te gusta, opta por salir a caminar, andar en bicicleta, bailar o jugar con tus hijos en un parque.

9. Pon atención a tu salud

La alimentación intuitiva también se basa en comer lo que te gusta y te hace sentir bien. Si empiezas a notar que algunos alimentos te hacen sentir fatal porque te hinchan o causan acidez, por ejemplo, es mejor buscar alternativas. No se trata de renunciar a todo, sino que buscar un equilibrio entre el buen sabor y el bienestar.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados