Notas


Fiscalía investigará supuesto desvío de aguas de Río Claro que habrían secado a Siete Tazas

Luis Cabello (RBB)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un equipo de fiscales para casos de alta prioridad del Maule, se hizo cargo de las investigaciones de la denuncia interpuesta por la Dirección General de Aguas, respecto de la supuesta intervención del Rio Claro, que significó que las internacionalmente conocidas 7 tazas – al interior de Radal –, se secaran al igual que el afluente que baja desde la cordillera maulina.

De acuerdo a la información señalada por la fiscal jefe de Molina, María Lorena González, ya se han adoptado una serie de diligencias que permitan aclarar la denuncia interpuesta por la DGA, en el sentido que un particular en el Fundo El Guanaco, ubicado en la cordillera de la comuna de Molina, habría efectuado algunos trabajos en el cauce del Río Claro. Esto, habría visto mermado uno de los afluentes que conducen el agua y por lo consiguiente, se vio seriamente dañada la flora y fauna de la zona cordillerana de la comuna de Molina.

Este delito medioambiental se habría cometido con anterioridad al 28 de noviembre de 2011, que fue la fecha en que el propietario del Fundo El Guanaco, no les permitió el ingreso de Carabineros ni a funcionarios de la DGA, los cuales viajaron a la cordillera a labores de inspección del afluente.

En lo práctico, la denuncia recepcionada en la Dirección Regional de Aguas, refiere que en el sector Parque Inglés Valle del Indio, colindante al Parque Nacional Radal Siete tazas, se ha construido un acueducto, el cual extraería aguas del río Claro, canalizándolo hasta el río Radal y luego devolviéndolo al Claro, 8 a 9 kms. al oriente del punto de captación

El propietario del Fundo El Guanaco, José Iracheta Cartes, mediante un oficio remitido al mismo organismo fiscalizador en Talca, se defendió de las acusaciones, indicando que la denuncia es falsa, dado que en su predio, no se existe ni se consume aguas del afluente.

En su defensa, el empresario aclaró que se construyó una zanja, efectuada dentro del predio El Guanaco, destinada a protegerse de los deshielos, y deslizamientos de planchones de nieve.

La citada zanja no es un acueducto y está destinada para trasladar aguas de no más de dos metros cúbicos, dijo en su defensa el dueño del Fundo El Guanaco.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados