Notas


Estudio sugiere “continuidad genética” entre vascos y ancestros geográficos

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los vascos de hoy tienen una “continuidad genética” con los que vivían en su región hace miles de años, lo que explicaría porqué su lengua es única en su tipo, sugiere un estudio publicado el viernes.

Tomado en su conjunto, el genoma de los vascos es similar al de los otros europeos. Pero algunos estudios, a veces contradictorios, pusieron en evidencia el hecho de que domina una secuencia genética bien particular, “el haplogrupo H”.

Lluis Quintana-Murci, investigador del CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica de Francia) en el Instituto Pasteur, y su equipo, recuperaron las muestras de 908 individuos de 18 lugares geográficos diferentes, en las regiones de lengua vasca de Francia y de España, pero también en las regiones vecinas en donde el vasco no se habla.

Para determinar mejor sus investigaciones sobre la población de origen vasco, tomaron en cuenta el patronímico y el lugar de nacimiento de cada individuo, de sus parientes y sus abuelos, privilegiando a personas mayores de 60 años.

Concentraron sus análisis genéticos en el genoma mitocondrial, parte del patrimonio genético heredado exclusivamente por la rama materna, este ADN permitió recientemente establecer una datación más precisa de la prehistoria humana en Europa.

En 45% de los casos estudiados (420 muestras) hallaron el haplogrupo H.

Entre todos estos individuos con el haplogrupo H, identificaron luego seis líneas, “presentes con débiles frecuencias, pero específicas de la región franco-cantábrica y particularmente poblaciones de lengua vasca”, explicó Quintana-Murci.

Estas seis variantes representan en total 36% de los individuos con haplogrupo H en la muestra.

Pero la tasa alcanza 44 a 54% del total en los individuos estudiados entre los de lengua vasca de Francia o España, cuando sólo es de 10 a 14% en las provincias de lengua española vecinas y de un 28% en las provincias de lengua francesa, señala el estudio, publicado por el American Journal of Human Genetics.

Más interesante aún, el análisis de estas “líneas autóctonas” sugiere que se separaron genéticamente de sus más cercanos ancestros europeos hace unos 8.000 años. Antes de la presunta llegada de poblaciones indoeuropeas, y por ende de sus lenguas indoeuropeas, de ambos lados de los Pirineos.

“En consecuencia, nuestro estudio proporciona argumentos a favor de la hipótesis de una continuidad genética parcial entre los vascos contemporáneos y las poblaciones que vivían en la región” desde el fin de la última glaciación (hace unos 13.000 años), “lo que podría haber contribuido a preservar la lengua vasca, única en su tipo”, estiman los investigadores.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados