elecciones 2017

Sigue aquí las proyecciones de Radio Bío Bío

Notas


Pasajeros del “Costa Allegra” desembarcan tras 3 días “difíciles” en el mar según tripulante chileno

Jorge Andrade en Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Cientos de pasajeros agotados pero aliviados del “Costa Allegra” desembarcaron el jueves en las islas Seychelles, tras tres días “atroces” en un crucero sin electricidad, baños ni alimentos calientes luego de un incendio en el Océano Índico, según declararon a la AFP.

“Fue atroz”, declaró a la AFP Henri, un francés de 82 años.

“El primer día no fue tan duro, pero la situación empeoró gradualmente (…). No había ni electricidad, ni retretes, yo tenía dificultades para dormir en cubierta, con todas esas personas apiñadas unas contra otras”, afirmó con voz temblorosa por la emoción este hombre de cabellos blancos que no quiso dar su apellido.

“Fue un viaje agotador”, confirmó Alena Daem, una pasajera belga de 62 años, agregando que se sentía “exhausta y muy contenta de que todo hubiera terminado”.

“Debíamos dormir en cubierta debido a la falta de aire acondicionado y al olor en las cabinas porque no podíamos utilizar las cisternas en los baños”, explicó.

“Había alimentos, pero nada (para comer) que tuviera que ser cocinado. Comimos mucho pan”, añadió.

Los pasajeros fueron recibidos con gritos de alegría por el comité de bienvenida organizado por las autoridades de las Seychelles, así como por los periodistas que buscaban sus testimonios.

Los turistas, desorientados, fatigados, a veces con una sonrisa de alivio en los labios, buscaban sus equipajes, colocados en el muelle.

Los tripulantes también desembarcaron, entre los que se contaban 3 chilenos oriundos de Viña del Mar y Quillota, uno de los cuales se contactó con BioBioChile.cl vía Twitter, señalando que “tuvimos 3 dias muy difíciles pero sobrevivimos”.

Desde el martes, el “Costa Allegra”, que llevaba aproximadamente 1.000 personas a bordo, fue remolcado por un atunero francés hasta Puerto Victoria y escoltado por los guardacostas de las Seychelles para hacer frente a un eventual ataque de piratas somalíes.

El lunes, el navío sufrió un incendio en la sala de máquinas el que paralizó los motores y provocó una falla general, pero sin causar víctimas.

Sin embargo, testimonios indirectos ya habían revelado que los pasajeros se vieron obligados a dormir en el puente debido al calor y a la oscuridad que reinaban en el barco. El aire acondicionado no funcionaba y las cocinas estaban cerradas.

En el puerto de Victoria, azafatas con camisetas azules y flores amarillas ayudaban a los pasajeros a orientarse. Dieciséis autobuses debían llevar a quienes lo desearan hacia el aeropuerto, donde dos aviones, fletados por la compañía Costa y que esperaban desde la víspera, despegarán este jueves hacia Europa.

Más de la mitad de los 627 pasajeros decidieron sin embargo continuar sus vacaciones en las Seychelles, pagadas por Costa, según esta compañía.

“Será difícil organizar la llegada suplementaria, porque muchas personas decidieron quedarse aquí de vacaciones, pero podrán descansar y disfrutar del Carnaval (previsto el viernes en las Seychelles), y de este paraíso terrestre”, prometió el director de la Oficina de Turismo local, Alain St Ange.

Además de los pasajeros de 25 nacionalidades diferentes –en su mayoría italianos, franceses y austríacos– el “Costa Allegra”, un portacontenedores de 188 metros de eslora transformado en barco de crucero, transportaba a 413 tripulantes.

Este incidente se produjo en el peor momento para el armador Costa Crociere, una filial del gigante norteamericano Carnival, objeto de numerosas demandas después del naufragio de otro de sus barcos, el “Concordia”, en un accidente que dejó 32 muertos el 13 de enero cerca de la isla italiana del Giglio.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados
+ Nacional