Notas


Indígenas piden consulta previa para construir polémica carretera en Bolivia

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Nativos y colonos que realizaron una marcha a La Paz pidieron al Congreso boliviano aprobar una ley de consulta previa para autorizar o no la construcción de una carretera que travesaría una reserva ecológica, obra resistida por otros indígenas, se informó este sábado.

Unos 3.000 colonos llegaron el lunes a La Paz para pedir inicialmente derogar una ley aprobada por el presidente Evo Morales que vetó la vía de 300 km por el territorio indígena TIPNIS, en el centro del país, tras fuertes manifestaciones, en octubre, de indígenas de la Amazonia que rechazaron la vía.

Quienes están a favor de la carretera están agrupados en el sindicato CONISUR (Consejo Indígena del Sur), apoyados por el gobierno de Morales, y los que están en contra pertenecen al sindicato CIDOB (Central Indígena del Oriente Boliviano), respaldados por ONG ambientalistas.

Los de CONISUR ahora sólo reclaman una consulta previa, en el marco de la Constitución boliviana en la región del TIPNIS, dijo la presidenta del Senado, la oficialista Gabriela Montaño, quien dirigió el diálogo con los nativos, según un comunicado del Congreso difundido este sábado.

“Han tomado la decisión de no plantear la derogación de la ley 180 y plantean la posibilidad de que se haga una consulta” previa, informó Montaño.

El Congreso, controlado por el oficialismo, aprobaría en esa línea la consulta previa, solamente a los que viven en el TIPNIS, de una extensión de un millón de hectáreas y donde habitan unos 100.000 aborígenes, aunque también hay colonos y cocaleros.

La ley boliviana establece la necesidad de realizar la consulta previa, libre e informada a indígenas, antes de que en sus territorios se realicen obras o se explote la riqueza natural.

La polémica carretera tiene una extensión de 300 kilómetros y un costo de 415 millones de dólares, financiado principalmente con un crédito por el gobierno brasileño.

La obra fue adjudicada hace tres años a la firma brasileña privada OAS, la que inició recién el año pasado la construcción de los primeros tramos, aunque sin ingresar al territorio TIPNIS.

La vía nace en la región cocalera del Chapare, bastión político de Morales, hasta el poblado de San Ignacio de Moxos, en el departamento amazónico de Beni, un feudo de la oposición derechista.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados