Notas


Vacaciones y altas temperaturas: cuidados para que enfermedades no te arruinen los planes

Playa “El Morro” de Tomé | Daniel Torres (BBCL)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Con la llegada de la temporada estival, las vacaciones y una serie de actividades al aire libre buscan desconectarnos para recargar nuestras energías e iniciar un nuevo año. Esto se puede ver afectado por enfermedades propias de la época, que podrían poner en riesgo lo que tanto esperaste durante la ardua jornada laboral o estudiantil del año: el ansiado descanso.

A continuación enumeraremos las más frecuentes y los medios a través de los cuales podemos prevenirlas o -de haber sucedido- contenerlas.

-Infecciones intestinales

Se producen por diversos factores:

-Es común que con los paseos se elaboren alimentos en lugares con pocas condiciones higiénicas y probablemente usarás, por ejemplo, un mismo cuchillo para picar carne cruda y preparar ensaladas. Evita este tipo de negligencias a fin de que los gérmenes propios de ciertos alimentos no lleguen hasta otros que se consumen crudos y puedan causarte un mal rato.

-Por otra parte las altas temperaturas pueden hacer que un alimento entre rápidamente en descomposición, lo que de no ser alertado antes de consumirlos puede provocar serias dolencias intestinales. Así todo alimento que quedó expuesto a temperatura ambiente debe ser minuciosamente revisado o definitivamente descartado.

-Altas temperaturas

Quemaduras: Hoy los daños a la capa de ozono nos exponen a diario a altos índices de radiación. Si hasta hace algunos años podíamos exponernos sin grandes inconvenientes algunas horas al sol, hoy eso ya no es posible.

Además entre las 11:30 horas y las 15:30 no es recomendable permanecer a la intemperie y recibir las radiaciones solares, aún cuando estén protegidos por filtros de protección solar.

Recuerda que la exposición solar es acumulativa, por lo que mientras más “descuidos” o negligencias cometas en este tema, te expones progresivamente a enfermedades cutáneas o un cáncer a la piel.

Deshidratación: Cuando el termómetro marca altas temperaturas nuestro cuerpos pierden líquido rápidamente, si no nos hidratamos de forma constante podemos sufrir síntomas notorios, los que puede ser potenciados por enfermedades asociadas.

Los especialistas recomiendan tomar agua 30 minutos antes de la exposición, para luego ir consumiendo de forma espaciada pequeñas dosis cada 20 minutos. Esta rutina es importante, pues nuestro cuerpo de forma natural sólo nos indica que estamos sedientos entre 20 y 30 minutos después de iniciar un proceso de deshidratación.

Es importante señalar que esta dolencia amenaza especialmente a los niños, ancianos y quienes presenten enfermedades que debiliten su salud en forma crónica.

Golpes de Calor e Insolación: Ambas son dolencias similares que se producen cuando el cuerpo está expuesto a altas temperaturas, lo que hace que nuestros cuerpos registren temperaturas más altas de lo normal y se vean imposibilitados de bajarla por sus propios mecanismos, lo que produce síntomas como debilitamiento general, desvanecimientos o vómitos.

Ambas condiciones -en especial la insolación- pueden ser muy graves, por lo que si tras las primeras acciones, como cobijarse en la sombra o retirar ropa excesiva, el afectado no logra bajar su temperatura, debe ser llevado rápidamente hasta un centro médico.

-Picaduras

Como señalamos al iniciar esta nota las vacaciones nos llevan, muchas veces por vez única en el año, a entrar en contacto con el climas distintos a los que estamos acostumbrados o a ecosistemas diversos, por lo que descuidadamente podemos enfrentarnos a picaduras de insectos como abejas, arañas, zancudos (en mayor cantidad a lo acostumbrado), etc.

En el comercio existen una serie de repelentes y mallas de protección que impedirán o contendrán un “ataque masivo”, que pueda causarnos problemas como la picazón, alergia o reacciones físicas mayores.

Recuerda que siempre el autocuidado y la prevención serán herramientas fundamentales, por lo que con este artículo buscamos que prestes atención a situaciones de riesgo.

Además es mejor consultar con un médico o servicio de urgencia ante cualquier duda, a fin de que tus vacaciones no sufran un sobresalto que te genere recuerdos inolvidables, pero no precisamente agradables…

.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados