Notas


Aseguran que grabación demuestra que capitán de crucero italiano se negó a volver a bordo

RT en YouTube
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Una conversación telefónica grabada entre la capitanía de puerto y el capitán del “Costa Concordia”, que naufragó la noche del viernes cerca de una isla italiana, pone en evidencia que éste se negó a volver a subir a bordo para evacuar a los pasajeros, según una transcripción difundida por la prensa italiana.

A las 1:46 de la mañana (09:00 horas en Chile), cuando cientos de personas aún necesitaban ser evacuadas, un oficial de la capitanía ordenó volver a la nave al capitán Francesco Schettino, al que contactó en su celular.

“Ahora usted va a la proa, suba por la escalera de socorro (de cuerdas) y coordine la evacuación. Usted debe decirnos cuánta gente hay todavía, niños, mujeres, pasajeros, el número exacto de cada categoría”, indica la voz del oficial en la grabación de una de las cajas negras incautadas por los investigadores.

“¿Qué está haciendo? ¿Usted abandona el socorro?”, pregunta el oficial. Schettino responde: “No, no estoy aquí, yo coordino el rescate”. El oficial continúa: “Capitán, es una orden, yo estoy al mando ahora, usted ha declarado el abandono de la nave, usted debe ir a proa, volver a a bordo y coordinar la ayuda”.

El oficial le dice entonces al capitán que “hay muertos ya”. “¿Cuántos?” pregunta Schettino. El oficial le espeta, irritado: “Es usted el que debe decirmelo, ¿qué está haciendo? ¿Quiere volver a su casa?”

“Ahora usted vuelve arriba y nos dice lo que podemos hacer, cuántas personas hay, cuáles son sus necesidades”, dice el oficial, al que el capitán le asegura que va a volver a bordo.

Sin embargo, según la capitanía y numerosos testimonios, el hombre estaba ya refugiado ya en la orilla desde antes de medianoche, posiblemente desde las 23H40 (22H40 GMT).

En efecto, en una llamada anterior, hacia las 00H42, el capitán deja caer una frase comprometedora al hablar por teléfono con la sala de operaciones de la capitanía: “No podemos subir a bordo porque el barco se está inclinando por la popa” (la parte posterior), dijo.

“Capitán, ¿usted ha abandonado la nave?”, pregunta con tono muy de sorpresa el oficial. El capitán responde: “¡No, no, por supuesto que no!”

Según la prensa italiana, la investigación de la capitanía de puerto de Livorno, coordinadora del socorro, demuestra además que hubo una especie de “motín” de la tripulación, que decidió evacuar antes de que el capitán emita la orden formal.

Además, contra lo que indicaban los primeros elementos recogidos, no fue una operación voluntaria lo que hizo que el barco encallara cerca de la costa, salvando la vida de muchos de los más de 4.000 ocupantes de la nave, ya que los motores estaban completamente inundados y dañados.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados