Notas


Psicopedagoga asegura que las personas cercanas pueden aportar al alumno sobre su vocación

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La psicopedagoga de Red Salud UC, Monserrat Sepúlveda, en referencia a las postulaciones a las carreras universitarias, que comienzan mañana miércoles, y cuando los jóvenes no saben qué estudiar, expresó que es bueno acudir a personas cercanas que pueden orientarlo.

“Esas personas cercanas probablemente cuentan con conocimiento sobre nuestro carácter e intereses y pueden aportarnos un punto de vista de gran interés”, dijo Sepúlveda.

La psicopedagoga dijo, sin embargo, que “debe ser uno quien definitivamente tome la decisión. Sólo nosotros seremos quienes tendremos que trabajar en ese campo. Si necesita de asesoramiento más especializado, puede acudir también a un servicio de orientación vocacional donde le ayudarán en la elección”.

La profesional dijo que hay que basar la decisión en aspectos sólidos.

“En general, cualquier información que la persona recabe sobre lo que va a elegir es positiva, independiente del medio por el que la haya buscado. Gracias a ella podrá ver que despierte su interés por un ámbito profesional que no se había considerado hasta ese momento”, dijo.

Aconsejó que “nuestra decisión final sobre la carrera a seguir no puede basarse en una simple moda o curiosidad. Muy por el contrario, es fundamental pensar en el trabajo real que se va a desarrollar todos los días y que, muy probablemente, no siempre irá acompañado de extraordinarias emociones y gran reconocimiento social. En otras palabras, es importante informarse bien y por diferentes fuentes en qué consiste tal profesión”.

Del mismo modo, hay que proponerse “metas alcanzables”.

“Formarse para una profesión requiere dedicarse en todos los casos. Sin embargo, siempre habrá opciones que, por mucho esfuerzo que empleemos, pueden no encontrarse a nuestro alcance por nuestras propias limitaciones físicas, económicas o intelectuales. Por tanto, se debe intentar tomar esta decisión atendiendo a criterios realistas y objetivos, proponerse metas que, desde un punto de vista lo más objetivo posible resulten alcanzables”, expresó Sepúlveda.

“Si una vez realizados todos estos pasos, agregó, tomada nuestra decisión e iniciada nuestra carrera profesional consideramos que fue un error la elección, siempre podremos reorientar nuestra actividad. En la mayoría de los casos, la formación y experiencia ya adquiridas serán de gran utilidad. Hay aspectos comunes a diferentes profesiones, tales como los conocimientos informáticos, las habilidades comunicativas o la formación en idiomas que podremos rentabilizar en un futuro en el marco de otra profesión”, manifestó.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados