Notas


Ex vicepresidente de Ecuador regresa tras 16 años de asilo en Costa Rica

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El ex vicepresidente ecuatoriano Alberto Dahik, asilado en Costa Rica desde 1995, regresó a Quito el viernes luego de que un juez suspendiera una orden de prisión en su contra dictada ese año por la máxima corte, que lo procesa por supuesto peculado, constató la AFP.

Dahik partió de Costa Rica hacia la ciudad colombiana de Cali, de donde arribó por la tarde a la capital con la intención de dirigirse posteriormente a su natal Guayaquil, ubicada en el suroeste ecuatoriano.

“Lo más importante para mí en estos momentos, más allá del juicio, del proceso, es una familia que luego de 16 años no ha podido reunirse”, declaró a la prensa en Quito.

“Él quiere estar en su casa, con sus padres, y podrá disfrutar la Navidad en su tierra”, dijo el ex diputado Freddy Bravo, quien fue hasta Cali para retornar junto a su correligionario Dahik.

El ex vicepresidente regresó al país luego de que un juez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ, suprema) levantara el jueves la orden de captura que pesaba en su contra desde el 11 de octubre de 1995, y el próximo lunes acudirá al tribunal para defenderse in situ.

El magistrado indicó que emitió el fallo después de que Dahik planteara la sustitución de la orden de prisión por una orden de presentación cada 15 días para comparecer libremente ante la CNJ.

En agosto de 2010, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, solicitó a la Asamblea Legislativa que concediera amnistía al ex alto funcionario por los “supuestos delitos por los cuales se lo ha perseguido por alrededor de 15 años”, lo que no fue gestionado por el Congreso.

En octubre de 1995, Dahik, elegido en la fórmula del ex presidente Sixto Durán Ballén (derecha, 1992-1996), renunció a la vicepresidencia para evadir una orden de prisión de la justicia ecuatoriana, que lo procesó por uso indebido de dinero destinado a gastos reservados.

Tras la dimisión, se refugió en Costa Rica, que le otorgó asilo al considerarle un perseguido político.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados