Notas


La Liga Árabe adopta sanciones económicas contra Siria

Teófilo Ruiz Suárez en Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Liga Árabe impuso este domingo severas sanciones económicas a Siria para obligar al régimen de Bashar al Asad a detener la sangrienta represión de la revuelta popular, que desde marzo ha dejado 3.500 muertos según la ONU.

Se trata de las primeras sanciones económicas de tal magnitud que la Liga Árabe adopta contra uno de sus miembros.

Las sanciones, propuestas el sábado por los ministros de Economía de esta organización, fueron adoptadas en una reunión de cancilleres árabes en El Cairo.

Éstas congelan las transacciones comerciales con Siria y las cuentas bancarias del gobierno en los países árabes, la suspensión de vuelos entre esos países y Siria y la prohibición para los responsables sirios de viajar hacia los países árabes.

Las medidas sobre las transacciones comerciales y cuentas bancarias entrarán en vigor “inmediatamente”, precisó el primer ministro qatarí Hamad ben Jasem al Tani, cuyo país preside un comité ministerial árabe sobre Siria.

La entrada en vigor de las demás sanciones será fijada la próxima semana.

De los 21 miembros de la Liga –sin contar a Siria, suspendida a mediados de noviembre– 19 votaron a favor de las sanciones, en tanto que Irak y Líbano optaron por “disociarse” de la votación, precisó el jeque Hamad.

Según el jeque Hamad, el ministro de Relaciones turco Ahmet Davutoglu, que participó en la apertura de la reunión, aseguró que Turquía también aplicaría las mismas sanciones contra Siria.

La economía ya está afectada por sanciones europeas y estadounidenses y las medidas similares adoptadas por la Liga Árabe podrían asfixiar a Siria, la mitad de cuyas exportaciones y un cuarto de sus importaciones tiene como destino u origen los países árabes.

El régimen de Bashar al Asad ignoró los ultimátums de la Liga y se limitó a acusar a los árabes de querer “internacionalizar” la crisis en Siria. El canciller sirio Walid Mualem, acusó a los árabes de favorecer una “intervención extranjera” en Siria, tras su decisión de acudir a la ONU para ayudarlos a encontrar una solución a la crisis.

“Todo lo que hacemos es para evitar una solución que venga del extranjero” replicó el primer ministro qatarí. Pero “si la comunidad internacional ve que no tratamos el asunto de forma seria, no puedo garantizar que no haya intervención extranjera”, añadió.

“Lo importante es que el gobierno sirio se dé cuenta de que hay una posición árabe, que quiere resolver urgentemente el problema”, añadió, instando al “cese de las matanzas, la puesta en libertad de presos y la retirada de los tanques” de las ciudades sirias.

Esas sanciones son una “medida sin precedentes”, indicó sin más comentario la televisión pública siria, al anunciar las medidas de los países árabes. Varios centenares de personas se congregaron en una gran plaza de Damasco para denunciar esas sanciones.

Al mismo tiempo, la represión sigue incesante. Las fuerzas de seguridad mataron a 23 civiles este domingo, principalmente en la provincia de Homs y en Damasco, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Por otra parte, el Ejército sirio libre (ASL), que reivindica unos 20.000 desertores y cuyo jefe Riad el Asad está en Turquía, ha multiplicado los ataques contra los soldados y las fuerzas de seguridad encargadas de la represión, dejando unos cincuenta muertos desde el jueves, según la OSDH.

La represión de la revuelta popular iniciada el 15 de marzo ha dejado más de 3.500 muertos y decenas de miles de arrestos, según la ONU.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados