Notas


Descubren 44 niños sacrificados hace 1.300 años en región surandina de Perú

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los restos de 44 niños sacrificados de 1.300 años de antigüedad fueron descubiertos por arqueólogos peruanos alrededor de una torre funeraria preincaica del sitio arqueológico de Sillustani, región surandina de Puno, fronteriza con Bolivia, informó el investigador Eduardo Arisaca.

“Se trata de niños y bebes de ambos sexos, cuyas edades van desde recién nacido a los tres años, y que fueron sacrificados entre 1.300 y 1.400 años después de Cristo”, dijo el arqueólogo a la prensa local de este domingo.

Los infantes fueron sepultados en parejas dentro de cestas funerarias o en vasijas de cerámicas alrededor de una torre funeraria preincaica o “chullpa” llamada Lagarto.

Todos los niños tienen sobre el pecho una piedra de material volcánico y están rodeados de ofrendas de animales, restos de comida y objetos cerámicos, como cántaros y platos.

“Los rostros de los niños están dirigidos hacia el este (por donde sale el sol), todos tienen el cráneo alargado por un tratamiento previo que se le daba a los hijos de los nobles”, explicó Arisaca, que indicó que los trabajos en el complejo comenzaron hace unos meses.

Entre los niños sacrificados hay algunos que presentan anomalías en sus huesos como consecuencia de defectos, añadió.

Según las primeras investigaciones, los sacrificios de los niños se habrían producido en un contexto de guerra. “Ello puede deducirse de la iconografía de los objetos de cerámica hallados en los entierros”, agregó.

Los niños forman parte de los restos de 200 personas que se han hallado hasta el momento sepultadas en el entorno de la Chullpa Lagarto.

En septiembre de este año, Arisaca reveló, por primera vez, el descubrimiento de los restos de un niño con una antigüedad de 1.300 años en una chullpa de Sillustani.

“La osamenta en buen estado corresponde a un niño de dos años, que estaba enterrado dentro de una vasija de barro en posición flexionada”, dijo en ese momento el arqueólogo, que agregó que junto al infante estaba enterrado un perro en una vasija de cerámica.

Asimismo, señaló que en la chullpa Caricachi se descubrieron restos de 12 seres humanos enterrados con sus trajes, comida, cerámicas y animales. Todos estaban en una sola tumba, en la que se halló una lámina de oro como parte de un atuendo y restos de vasijas, señaló.

La municipalidad de Puno, que participa en los trabajos de restauración y conservación del complejo arqueológico de Sillustani, informó hace unas semanas del hallazgo de una piedra de 12 ángulos.

Una chullpa es una antigua torre funeraria construida para enterrar a una persona noble, familia noble o personaje de la comunidad.

La más alta encontrada en un complejo mide unos 12 metros, pero hay chullpas en todo el Altiplano de Perú y Bolivia.

Los cadáveres se colocaban en cada tumba en posición fetal junto con algunas de sus pertenencias, incluida ropa.

La construcción de la chullpa varía según el grupo étnico. En general, las del norte del Altiplano son circulares y construidas con piedra, mientras que las del sur son rectangulares y hechas con adobe.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados