Notas


ONU saluda Comisión de la Verdad en Brasil y pide juzgar a represores

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, saludó el viernes la creación en Brasil de una Comisión que investigará las violaciones de derechos humanos durante la dictadura militar (1964-1985) y alentó a tomar “medidas adicionales” para juzgar a los autores.

La creación por la presidenta Dilma Rousseff de una Comisión de la Verdad “muestra el compromiso de Brasil” con el respeto de los derechos humanos y es “un primer paso esencial y bienvenido para curar las heridas del pasado y aclarar los errores pasados”, afirmó Pillay en un comunicado.

Pero según la Alta Comisionada, ese primer paso debe ser seguido de “medidas adicionales para facilitar el procesamiento de los presuntos responsables de las violaciones de los derechos humanos” durante ese periodo.

Esas medidas “deberían incluir la promulgación de una nueva legislación para abrogar la Ley de Amnistía de 1979 o para declararla inaplicable por impedir la investigación y conducir a la impunidad (…) en contravención de la Ley Internacional de Derechos Humanos”.

El documento recuerda que “unas 500 personas han sido presuntamente asesinadas o víctimas de desapariciones forzadas durante el régimen militar”.

“Ellos (las víctimas) y sus familiares han buscado durante más de cuatro décadas reparación a los atropellos que sufrieron y tienen el derecho a que se haga justicia”, prosigue.

“La experiencia ha demostrado a menudo que las sociedades no pueden gozar plenamente de un desarrollo sustentable sin reparación de las violaciones de los derechos humanos”, subrayó Pillay, para quien “el reconocimiento de esto por parte de Brasil, una potencia política y económica naciente, es muy importante para el desarrollo tanto a nivel regional como mundial”.

Rousseff sancionó el viernes la creación de una Comisión de la Verdad, con la misión de aclarar hechos como la desaparición forzada de personas y violaciones de derechos humanos durante un periodo más extenso que el del régimen militar, de 1946 a 1988.

La mandataria, una ex guerrillera de 63 años, que padeció cárcel y torturas durante la dictadura, se abstuvo sin embargo de abrogar la amnistía vigente desde 1979.

En 2010, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó a Brasil por abusos de derechos humanos y declaró sin “efectos jurídicos” la amnistía de 1979.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados