Notas


El G-20 se reúne bajo amenaza de reacción en cadena por la crisis griega

G-20 | Wikipedia
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La crisis de la deuda en Europa centraba este jueves los trabajos de los mandatarios de las potencias desarrolladas y emergentes del G-20, reunidos en Cannes (sur de Francia), que se propaga ya a Italia y amenaza con hundir a la economía mundial en una nueva recesión.

La atención de los participantes de esta cumbre que se inició por la tarde y concluirá el viernes estaba puesta en la situación de Grecia, amenazada por el default.

Para el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, hay que evitar “una reacción en cadena” causada por los problemas presupuestarios de algunos países, que tienen “un enorme impacto” en la economía real en Europa y fuera de ella, incluidos los países emergentes.

Para evitarlo, Noda recomendó que no se deje “colapsar al sector financiero” y se inyecte dinero en los bancos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, consideró igualmente que “la tarea más importante para los próximos dos días es resolver la crisis financiera en Europa”.

Los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) también presionan para que Europa resuelva esta crisis que se ha agudizado tras la decisión del primer ministro griego, Giorgos Papandreu, de convocar un referéndum sobre el paquete de ayuda trabajosamente elaborado por Bruselas hace una semana y sobre la permanencia de Grecia en la zona euro.

“Europa debe resolver el problema de la deuda europea”, advirtió el presidente chino, Hu Jintao.

La jornada estuvo plagada de rumores sobre la situación política griega, y un informe indicó por la tarde que Papandreu estaba dispuesto a abandonar su proyecto de referéndum.

Papandreu se someterá el viernes a una moción de confianza en el Parlamento, donde la suerte del gobierno pende de un hilo, a causa de las discrepancias dentro de la mayoría socialista (en el poder).

La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, así como la directora del FMI, Christiane Lagarde, y los máximos representantes europeos, anunciaron el miércoles por la noche a Papandreu que no desbloquearán nuevos fondos para Grecia mientras no haya una respuesta clara a las incertidumbres actuales.

De momento han suspendido el desbloqueo de 8.000 millones de euros del último tramo del crédito de 110.000 millones concedido en mayo del pasado año a Atenas.

Ese dinero forma parte del primer plan de rescate a Grecia. Otros dos países de la Eurozona -Portugal e Irlanda- también tuvieron que recibir paquetes de ayuda para evitar el default.

“Esperamos mantener a Europa con nuestros amigos griegos”, pero “deben decidir si continúan la aventura con nosotros o no” le espetó Sarkozy a Papandreu. “Hay reglas que deben respetarse”, para que el FMI y Europa sigan ayudando a Grecia, agregó.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, aseguró que el mundo entero espera “buenas noticias de Grecia y no noticias exóticas o populistas”, en alusión a las iniciativas del Gobierno heleno.

Los mercados aumentan entre tanto el cerco a Italia, cuyos bonos a diez años alcanzaron este jueves un nivel récord de 6,399%, síntoma de la persistente desconfianza de los inversores ante este país con una deuda de 1,9 billones de euros, equivalente al 120% de su PIB.

El jefe del gobierno italiano, Silvio Berlusconi, presentó a sus socios europeos las medidas anticrisis adoptadas la víspera y que debe someter al Senado la próxima semana mediante un voto de confianza, según una fuente gubernamental.

En medio de tanta confusión, los mercados europeos, en la montaña rusa a la que están acostumbrados, revirtieron sus números rojos de la apertura con fuertes subidas, bajo el impulso del Banco Central Europeo (BCE) de recortar su tasa directriz en un cuarto de punto, a 1,25%.

A media tarde Fráncfort ganaba 3,17%, París, 3,03%, Milán subía 3,81%, Londres 1,18% y Madrid 1,9%.

Los europeos quieren por otra parte acelerar y potenciar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), para evitar que la crisis de la deuda se cobre otras presas mayores como Italia o España, indicó una fuente diplomática.

China podría destinar 100.000 millones de dólares (73.000 millones de euros) a apoyar a la Eurozona, dijo un miembro del comité de política monetaria del banco central chino al diario francés Le Figaro de este jueves.

Brasil también ha reiterado su disposición a hacer un aporte económico a través del Fondo Monetario Internacional para ayudar a Europa, aunque no descarta un apoyo mediante el FEEF, selañaron fuentes diplomáticas brasileñas.

Pero aunque la crisis europea centre la agenda, las prioridades de la presidencia temporal francesa, que entregará el testigo a México, se encuentra en reforzar y estabilizar el sistema monetario internacional, imponer una tasa a las transacciones financieras, eliminar los paraísos fiscales y abordar la dimensión social de la mundialización, en particular la regulación de mercados de materias primas y los aspectos ligados al empleo y a la protección social.

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, cuyo país se declaró en default hace diez años, instó a sus socios del G-20 a acabar con el “anarco-capitalismo financiero” y a “cambiar de medicina” para regular los mercados y sacar a la economía mundial de la crisis.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados