Notas


La evolución humana sigue siendo rápida según investigadores canadienses

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Investigadores canadienses estiman que la especie humana continúa con su evolución biológica a un ritmo relativamente rápido, contradiciendo la idea de que los cambios se han ralentizado con la modernidad, dijo el viernes la Universidad de Québec en Montreal (UQAM).

Este descubrimiento desmiente la opinión extendida según la cual el ser humano moderno habría detenido su evolución biológica para reemplazarla por un desarrollo cultural o tecnológico, subraya la universidad.

Los investigadores de la UQAM, Emmanuel Milot y Denis Réale, de la cátedra de investigación en ecología del comportamiento, y Francine Mayer y Mireille Boisvert, del departamento de ciencias biológicas, analizaron los registros parroquiales de la Île-aux- Coudres, un municipio que cuenta hoy en día con 1.300 habitantes sobre el río Saint-Laurent, sobre 140 años, concretamente, de 1799 a 1940.

En algo más de un siglo, la edad media de la madre en el momento de dar a luz a su primer hijo pasó de 26 a 22 años. A consecuencia de este cambio, las mujeres han tenido más hijos durante su periodo de procreación, lo que, dicen los investigadores, les habría dado ventaja en su adaptación al medio, según un artículo aparecido en la revista PNAS (The Proceedings of the National Academy of Sciences).

“Es una forma de selección natural. Cuando las mujeres tenían hijos más pronto, tenían una mayor cantidad”, explica Emmanuel Milot. “Así su representación genética iba creciendo con el tiempo. (…) Pero eso demuestra que el cambio genético es todavía posible. Puede, incluso, llegar muy rápidamente, en algunas generaciones.

Los investigadores de la UQAM han colaborado con Fanie Pelletier, de la Universidad de Sherbrooke, y Dan Nussey, de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido.

“Según los datos que tenemos, hemos descubierto que entre el 30% y el 55% de la variación en la edad de la primera reproducción se explica por la diferencia genética y muy poco por el ambiente familiar”, precisó Pelletier.

Según otro estudio dirigido por un investigador canadiense, Philip Awadalla, de la Universidad de Montreal, que se publicó el pasado mes de junio en la revista Nature Genetics, el ritmo de evolución en el hombre sería más lento de lo que se estimaba hasta el momento, con unas sesenta nuevas mutaciones genéticas transmitidas por los padres a sus hijos, en lugar de entre 100 y 200.

El genoma humano cuenta con 6.000 millones de moléculas portadoras de información genética, los nucleótidos. Cada progenitor le transmite 3.000 millones a su hijo. Un error de copia en un sólo nucleótido puede traducirse en una mutación genética.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados