Notas


“Pequeñas” naciones del rugby, entre satisfacción y tristeza por su Mundial

Rugbyworldcup.com
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Las naciones “pequeñas” del rugby, entre las que hubo algunas que destacaron en la primera fase del Mundial, dejaron Nueva Zelanda con sentimientos contrapuestos, la satisfacción por haber progresado y la tristeza por sufrir un calendario desequilibrado.

Desde el inicio del Mundial, el calendario de partidos fue un tema que generó interrogantes para muchos, especialmente para las selecciones consideradas “pequeñas”.

Todas se quejaron de la diferencia que había en esta materia con la “grandes”, con más tiempo de recuperación entre partido y partido.

La controversia la lanzó el centro samoano Eliota Sapolu Fuimaono. “Todo lo que pedimos es equidad. Si se da una semana (de descanso), que nos den una semana también”, escribió Fuimaono en una cuenta suya de una conocida red social de Internet, tras la derrota de su equipo ante Gales (17-10).

Los galeses habían tenido seis días de descanso mientras que Samoa sólo contó con tres. “Cuanto más partidos situados a escasos días uno de otro, que son duros físicamente y mentalmente, más cansancio hay y mayor es el riesgo de lesiones”, subrayó el entrenador de Estados Unidos, Eddie O’Sullivan.

Japón fue un ejemplo claro de esto. Disputó tres partidos en once días (Francia, Nueva Zelanda y Tonga), y al mismo tiempo perdió hasta cinco jugadores por lesión.

“Es difícil jugar contra Sudáfrica el jueves y luego contra Gales el lunes. El tiempo de descanso es insuficiente”, resumió el entrenador de Namibia, Johan Diergaardt.

El calendario también inquietó al cuerpo médico. “No soy un organizador, soy un doctor y sólo quiero añadir mi voz a la de otras personas y decir que, en este momento, nuestra manera de llevar las cosas no es la buena”, dijo James Robson, el médico de una nación “grande”, Escocia.

Para él, el tiempo ideal que habría que respetar entre partidos es de ocho a seis días.

“Cuatro días es demasiado poco para recuperar, una semana sería mejor”, confirmó por su parte el médico de Georgia, Peter Grime, cuyo equipo jugó contra Escocia e Inglaterra, respectivamente los 14 y 18 de septiembre.

Los responsables del Mundial explicaron que el calendario se hizo para aprovechar al máximo la ganancias de la televisión y permitir a los mejores equipos jugar en fines de semana, destacando que así se generaban millones de dólares que luego se destinarían en parte al desarrollo de las ‘pequeñas’ naciones.

Puede ser así, pero en los cuartos de final sólo se medirán equipos catalogados de ‘grandes’ en la disciplina, lo que casi hace olvidar la satisfactoria progresión de algunos combinados presentados como “pequeños”.

La prueba más clara es Tonga, que humilló a Francia (19-14) el pasado sábado. Además, Samoa cayó sólo 13-5 ante Sudáfrica, la vigente campeona del mundo.

Rusia practicó un rugby de calidad, habida cuenta de sus escasos medios y ofreció una linda resistencia a sus rivales. Tal vez habría rendido mejor, con más de tiempo de descanso.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados