Notas


Catorce curanderos fueron asesinados desde 2010 en Perú acusados de brujería

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Catorce curanderos fueron asesinados desde 2010 en una guerra religiosa que se libra en la Amazonía de Perú en cuyo marco las víctimas fueron acusadas de practicar la brujería, informaron este lunes un alto funcionario y un consultor.

Los curanderos muertos pertenecen a la etnia shawi, que habita en la selva de la localidad de Balsapuerto en el Alto Amazonas, unos 800 km al noreste de Lima.

“Estos crímenes se han producido a consecuencia del abandono, indiferencia y falta de comprensión frente a la cultura de los pueblos indígenas y amazónicos”, dijo el viceministro de Incerculturalidad, Vicente Otta, en rueda de prensa.

“Los curanderos fueron asesinados de manera brutal a machetazos, hachazos, lapidados, también con disparos de carabina y luego sus cuerpos fueron lanzados a los ríos de la zona donde fueron devorados por las pirañas”, dijo en la misma conferencia de prensa Roger Rumrrill, experto y consultor en temas amazónicos.

Otta y Rumrrill señalaron que por estos casos están bajo investigación de la Fiscalía el alcalde de la localidad de Balsapuerto, Alfredo Torres, y su hermano Augusto.

Rumrrill explicó que en la región hay “una guerra religiosa debido a que el alcalde Torres es un fanático religioso fundamentalista protestante que considera que los chamanes son sus enemigos”.

Para este personaje los chamanes son “gente poseída por el demonio”.

La AFP intentó comunicarse con el alcalde Torres pero fue imposible lograr comunicación con la localidad de Balsapuerto.

Torres, entrevistado en días pasados por el canal Frecuencia Latina, negó estar involucrado en los asesinatos y dijo que “si alguien tiene una prueba contundente que la muestre”.

El viceministro Vicente Otta señaló que la etnia shawi padece de un alto índice de mortalidad infantil a raíz de males bronquiales y diarreas por lo que la población recurre a los curanderos para que los curen. Al no lograrlo se les culpa de provocar la muerte de los menores con supuestos rituales de brujería.

Hizo notar que el problema es complejo, porque a ello se agrega que existen celos entre algunos curanderos además de disputas por problemas de tierras.

Otta señaló la urgencia de investigar, esclarecer y sancionar a los autores de los crímenes.

“Es un doble crimen, contra los curanderos y contra la cultura ancestral de estos pueblos”, refirió.

“Con el asesinato de los curanderos muere un segmento del conocimiento de la cultura amazónica”, anotó Rumrrill.

El viceministro anunció que un equipo de su sector viajará esta semana hasta la zona para conocer de manera integral el problema que afecta a los shawi a través de una nueva estrategia del gobierno denominada Estado móvil, siguiendo una directiva del presidente Ollanta Humala.

El Estado móvil es un equipo multisectorial que buscará llegar a los lugares más alejados para atender las necesidades de las poblaciones indígenas que han sido olvidadas por los anteriores gobiernos.

Al respecto, Rumrrill observó que hay sectores sociales que no entienden que Perú es una nación plurilingüe y que “hay que comenzar a comprender a los otros peruanos”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados