Notas


Polonia asumirá la presidencia de la UE en medio de la crisis de la deuda

Wikimedia Commons
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Polonia asumirá el viernes la presidencia semestral de la Unión Europea (UE) y su primera tarea será manejar la crisis de la deuda en Grecia, que está afectando a la solidaridad de los 27 países del bloque.

Sucediendo a Hungría, Polonia muestra entre sus prioridades la defensa europea, la integración del mercado unido y la apertura hacia el Este.

Polonia será el cuarto país ex comunista que asume la presidencia semestral de la UE, después de la República Checa en 2009 y Eslovenia en 2008.

Con 38 millones de habitantes, es de lejos el mayor de los países del ex bloque comunista que se unió a la UE en 2004, quince años después de la caída del muro de Berlín.

Varsovia asume esta presidencia rotativa que se fue debilitando bajo sus predecesores, en un periodo crucial para Europa, con la crisis de la deuda, los incidentes políticos en el mundo árabe y la presión de la inmigración sobre el espacio Schengen.

En el plano interno, el momento es también importante para el gobierno liberal polaco, con elecciones legislativas previstas para octubre.

El primer ministro Donald Tusk dio cuenta de su voluntad de reactivar la Europa de la Defensa, algo importante para este país atlantista, miembro de la OTAN, aún cuando Varsovia rechazó participar en las operaciones militares en Libia.

Para apoyar el proceso de transición democrática sobre todo en Africa del Norte, Varsovia tiene la idea de una Fundación europea para la democracia.

Por otra parte, Polonia, que no forma parte de la Eurozona va a encontrarse en primer línea enfrentada a la crisis griega.

Según Tusk, “la cuestión es saber si queremos salvar la zona euro y la integridad europea o si vamos a hacer prevalecer los intereses nacionales egoístas.

Para Varsovia, el fortalecimiento de la seguridad de Europa pasa por una mejor cooperación en terreno de la energía.

Europa central y los países bálticos, ex repúblicas soviéticas, desean reducir sus dependencias energéticas frente a Rusia y conectar sus redes energéticas a las de la UE, un proceso que marca el paso.

Por otra parte, Varsovia aboga por una integración más importante del mercado único europeo, incluyendo el electrónico.

“Hay que hacer caer las barreras, en particular las relativas al comercio por internet”, declaró a la AFP Konrad Niklewicz, portavoz de la presidencia polaca.

La ampliación de la UE y su apertura hacia el Este figuran también en el programa de esta presidencia.

“En varias capitales europeas, la atmósfera no es especialmente entusiasta para la ampliación de la UE, pero la presidencia polaca tendrá como objetivo el llevar a buen término el tratado de adhesión” de Croacia, afirmó Tusk.

Según Mikolaj Dowgielewicz, secretario de Estado polaco para los Asuntos Europeos, “uno de los acontecimientos más importantes de la presidencia polaca será la cumbre de la Asociación oriental a fines de septiembre”.

Iniciada por la UE en mayo de 2009 en Praga, la Asociación oriental apunta a reforzar las relaciones económicas y políticas con seis países de la ex Unión Soviética (Ucrania, Moldavia, Belarús, Armenia, Azerbaiyán, Georgia).

Pero Varsovia deberá también arreglárselas con Moscú que no ve con mucha simpatía esta intrusión en su zona de influencia.

Pero no por eso, Polonia se desinteresa de lo que ocurre al sur del Mediterráneo y durante su presidencia tendrá un embajador en Bengasi, la capital de la rebelión libia.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados