Notas


En Europa el misterio de la bacteria Eceh todavía no ha sido aclarado

Bacteria Escherichia Coli | Wikimedia Commons (cc)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los investigadores continuaban tratando de encontrar el sábado la forma en que la bacteria Eceh infectó a miles de personas y ya dejó 19 muertos en Europa, 18 de los cuales en Alemania.

Los periodistas alemanes se transformaron en detectives, pero ninguna de sus pistas fue confirmada.

Según los diarios, la bacteria habría causado la muerte de una 19ª persona en Brandeburgo (noreste, estado federado alrededor de Berlín). Pero la víctima, un hombre de unos 50 años, sufría de muchas otras infecciones que no permiten acusar a la E.coli enterohemorrágica (Eceh) con certeza.

La cepa de esta enfermedad fue identificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una forma rara de una bacteria Escherichia coli, 0104:H4. Esta cepa ya era conocida, afirmó la OMS, pero aparentemente se trata de la primera vez que es detectada en ocasión de una epidemia.

De acuerdo con la OMS, 12 países ya señalaron casos de contaminación por esta bacteria, que provoca hemorragias del sistema digestivo, y en los casos más graves, problemas renales (síndrome hemolítico y urémico, SHU). Todos estos casos están vinculados a Alemania.

En cambio, el vector de contaminación, que afecta en particular a las mujeres, todavía es un enigma.

Aunque las hortalizas fueron acusadas inmediatamente de ser la causa de este mal, esto no ha sido confirmado.

Según el Laboratorio Europeo de referencia para la Escherichia coli (Eceh), los análisis no permiten decir que esos alimentos provocaron las infecciones.

“El alarmismo hacia el consumo de verduras es injustificado, (…) pues los análisis de laboratorio no permitieron respaldar la hipótesis de que las legumbres contaminadas causaron la infección”, afirmó este laboratorio en un comunicado el viernes.

Dicho laboratorio, ubicado en el Instituto Superior de la Salud (ISS) de Roma, también afirmó que no aconsejaba la utilización de antibióticos para luchar contra esta enfermedad, pues hasta ahora los tratamientos no fueron eficaces para controlar este mal.

“Para esta infección en particular, no se conseja la terapia antibiótica, esta puede incluso ser contraproducente, causando un aumento de la emisión de la toxina”, precisó.

La única certeza, por el momento, es que el foco de la epidemia se encuentra en el norte de Alemania, donde se registraron en su mayor parte los decesos. Esto no significa que la bacteria sea originaria de esa región.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados