Notas


Benedicto XVI viaja a Croacia para reafirmar la herencia católica de Europa

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El papa Benedicto XVI iniciará este sábado una visita pastoral de dos días a Croacia, país muy católico que prepara su entrada a la Unión Europea, donde reafirmará la herencia católica, demasiado oculta, según él, por las sociedades europeas secularizadas.

Durante los dos días que pasará exclusivamente en Zagreb, el Papa se encontrará en un país con una población de 4,4 millones de habitantes, el 90% católica, donde los sentimientos nacionalistas y católicos se conjugan.

Benedicto XVI defenderá a Europa ante unos croatas a menudo inquietos por su futura entrada en la Unión Europea. La crisis económica afecta duramente a este país llamado a convertirse en el 28º miembro de la UE.

Una parte de la opinión pública y de la Iglesia croata, muy nacionalista, critica aún a Europa por su prudencia durante la lucha por la independencia del país, en el conflicto armado que enfrentó a croatas y serbios entre 1991 y 1995.

En Croacia, primera nación eslava en ser cristianizada, el Papa debería reivindicar las “raíces cristianas” de Europa.

Mientras en muchos países europeos se debate sobre la presencia de signos religiosos en el espacio público, lo que preocupa mucho al Pontífice, a Croacia, a veces llamada la “Polonia del sur”, le gusta destacar su identidad cristiana.

El sábado, el Papa reiterará ante los jóvenes croatas y ante el mundo de la cultura, la vocación natural de Croacia a entrar en Europa sin renegar de sus valores cristianos.

El plato fuerte de la visita papal tendrá lugar el domingo por la mañana, con la celebración de una gran “fiesta de las familias” en el hipódromo de la capital croata.

Será la ocasión para Benedicto XVI de defender la familia tradicional y llamar a resistir contra su desaparición.

El Papa visitará también la tumba del cardenal Alojzije Stepinac, beatificado por Juan Pablo II en 1998, pese a la controversia por su papel, calificado por algunos de timorato y cómplice, desempeñado durante el régimen croata pro-nazi de los Ustasha.

Benedicto XVI, de 84 años, no había viajado al extranjero desde su estancia en España el pasado mes de noviembre. La visita a Croacia será su viaje número 19 al exterior.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados