Notas


Los rebeldes ganan terreno al oeste y Trípoli es bombardeada

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los rebeldes ganaban terreno al oeste de la ciudad de Misrata y la OTAN volvió a bombardear Trípoli, cuando están por cumplirse tres meses de conflicto en Libia que, según la ONU, corre el riesgo de quedar paralizada a causa de una penuria generalizada.

En la noche del lunes al martes, aviones de la OTAN efectuaron ocho ataques de unas tres horas, en un bombardeo excepcionalmente violento contra la capital libia, según un periodista de la AFP.

Por el momento no se disponía de balance de estos bombardeos.

Al menos uno de los ataques tuvo como objetivo un inmueble ya bombardeado el 30 de abril, según una fuente oficial libia. En el edificio funcionan diversas organizaciones de la sociedad civil, indicó la fuente.

“Seguimos aplicando la misma estrategia: reducir tanto como sea posible la capacidad del régimen de Gadafi para atacar a los civiles” en tanto sus tropas no vuelvan a sus cuarteles, declaró a la AFP la portavoz adjunta de la OTAN, Carmen Romero.

Al oeste de Libia, los insurgentes avanzaron una 15 kilómetros al oeste de Misrata, levantando barricadas y acercándose a Zliten, ciudad de 200.000 habitantes a unos 150 kilómetros de Trípoli, según un corresponsal de la AFP.

“Si los avances de las últimas 24 horas se repiten, mañana estaremos a las puertas de Zliten”, situada a unos cuarenta kilómetros de Misrata, afirmó el lunes un ex coronel del ejército, Haj Mohammed, encargado de operaciones del frente oeste de Misrata, refiriéndose a la captura en la víspera de la localidad de Burgueya.

Según dijo, el avance de los rebeldes dependerá de la eficacia de los bombardeos de la OTAN.

A fines de marzo, la Alianza asumió la comandancia de las operaciones militares de la coalición internacional, efectuando en dos meses mas de 2.260 ataques, cumpliendo un mandato de la ONU, para impedir los ataques de los leales a Gadafi contra los civiles.

La intervención terminó con la ofensiva masiva del régimen contra la región del Este en manos de los rebeldes, pero el conflicto parecía empantanarse en el sector de Misrata y en las montañas del suroeste.

La portavoz de la OTAN rechazó la hipótesis de que la Alianza atacaría ahora el centro mismo del régimen de Gadafi sin temor de matar a responsables políticos y militares que rechazan ceder.

Menos de tres meses después de iniciado el conflicto, la ONU lanzó un alerta.

“El conflicto, la destrucción de las infraestructuras del país y la escasez de dinero y gasolina causan serios problemas a la población en Libia”, explicó el lunes ante el Consejo de Seguridad Valerie Amos, secretaria general adjunta de la ONU encargada de los Asuntos humanitarios.

“La escasez generalizada paraliza el país de manera que en los meses próximos tendrá un impacto graves sobre la población, esencialmente sobre los más pobres y vulnerables”, dijo Valerie Amos.

En la ciudad de Misrata, a 200 kilómetros al este de Trípoli, donde los bombardeos y combates duran desde hace más de dos meses, “algunos no tienen ni alimentos, ni agua ni otros productos de primera necesidad. Las instituciones médicas necesitan material y personal calificado”, declaró la responsable de la ONU.

Valerie Amos no entregó cifra de víctimas de la represión, pero según estimaciones, 746.000 personas han huído del país y 5.000 están bloqueados en las fronteras con Egipto, Túnez y Níger. Por otra parte, 50.000 personas están en campamentos improvisados al este de Libia.

Según el Alto comisionado de la ONU para los refugiados, unos 50.000 refugiados libios han pasado por el sur de Túnez desde hace un mes.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados